Los soberanistas se alían para hacer presión internacional al Gobierno

CiU, Esquerra, Iniciativa, la CUP y las entidades independentistas se reunieron en el Parlament para redactar un documento que pide una solución para Cataluña

La unidad de los partidos soberanistas vuelve a producirse para hacer frente al Gobierno ante la comunidad internacional. Los partidos que acordaron las preguntas y la fecha de la consulta (CiU, Esquerra, Iniciativa y la CUP) se reunieron ayer en el Parlament para redactar un documento que sirva para hacer presión al Gobierno en instituciones internacionales. Los partidos, con la colaboración de la ANC y Òmnium Cultural, las principales entidades soberanistas, harán llegar a las principales instituciones del mundo la queja por la prohibición de la consulta, y les pedirán que “actúen” ante el contencioso entre Cataluña y el resto de España.

Más información
El Consejo de Estado apoya la impugnación del 9-N por unanimidad
La ANC llama a ir a votar aunque el Gobierno impugne el nuevo 9-N
PSOE y PSC discrepan sobre la impugnación de la consulta del 9-N
Convergència llama a votar el 9-N “haga lo que haga” el Estado
Herrera dice ahora que sí votará en el proceso participativo del 9N

Una forma de “presión política” al Gobierno que se comenzó a fraguar ayer, en una reunión discreta en el Parlament. Iniciativa per Catalunya, cuyos líderes han vuelto al redil soberanista prometiendo que votarán el 9-N (Joan Herrera había dicho en una entrevista en EL PAÍS que no participaría), había insistido en esta demanda en la reunión del Pacto Nacional por el Derecho a Decidir de la semana pasada.

El texto, que están negociando los principales escuderos de cada partido, tiene como objetivo evidenciar que Cataluña “ha agotado todas las vías democráticas” para ejercer el derecho a decidir”. Como ejemplos, el texto citará la negativa del Congreso a ceder la competencia para convocar referéndums y la suspensión de la Ley de Consultas. Incluso los grupos recuerdan la sentencia del Constitucional contraria al Estatuto.

El documento será remitido a instituciones como la ONU, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea y el Consejo Europeo, para pedir que “tome las medidas necesarias” para que los catalanes puedan votar en una consulta. “La dimensión es más política que jurídica”, ha explicado el diputado de ICV, Francesc Vendrell, que ha avanzado los detalles del texto.

El documento se presentará en el Parlament el próximo día 5 de noviembre, y será suscrito por cargos electos de todas las instituciones. El 9 de noviembre, en paralelo a la consulta alternativa organizada por el Gobierno catalán, los ciudadanos podrán firmar el texto, gracias a la colaboración de la ANC. El documento también se remitirá a todas las entidades que han suscrito el Pacto Nacional por el Derecho a Decidir.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS