Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volvió el festival, o casi...

Más de 70 actuaciones se reparten entre el Conde Duque, CentroCentro Cibeles, Instituto Francés, hospital Gregorio Marañón y los diversos clubes adheridos a "La Noche en Vivo"

La cantante estadounidense Dee Dee Bridgewater en el Festival de San Sebastián 2014. Ampliar foto
La cantante estadounidense Dee Dee Bridgewater en el Festival de San Sebastián 2014. EFE

La buena noticia: después de un 2013 en blanco, habrá jazz en Madrid durante el mes de noviembre. Lo que no habrá es un “30º Festival de Jazz de Madrid”. La organización de JAZZMADRID —Conde Duque y el Ayuntamiento de la ciudad— han querido poner distancia con el anteriormente conocido como Festival de Jazz de Madrid. “Por respeto a sus responsables”, aseguran.

Los planteamientos son otros, insisten, así como los criterios artísticos. Para el aficionado, JAZZMADRID va a suponer no pocas novedades, empezando por una programación ecléctica en la que la periferia compite en pie de igualdad con los otrora omnipresentes jazzistas norteamericanos. Del hindú Zakir Hussain, protagonista de la jornada de inauguración, el día 4, al checo Milan Svoboda o los franceses Romano, Sclavis y Texier.

La nutrida representación nacional viene encabezada por Chano Domínguez & Niño Josele, además del omnipresente Jorge Pardo, ¡Zas! Trío y el merecido homenaje que se le tributará al baterista recientemente fallecido Larry Martin.

El jazz en Madrid: peligro de demolición

Sucedió al término del discurso de Ana Botella, durante al acto de presentación de JAZZMADRID 14. Alguien, entre los invitados, alzó su voz en contra del presumible cierre del Café Central, meca del género en la Villa y Corte. Hubo aplausos y algún que otro mosqueo entre el séquito de la susodicha. El suceso, apenas una anécdota, evidencia la existencia de un lado oscuro en la ‘potencia cultural’ que es, según Botella, Madrid. Con el Central a un tris de cerrar sus puertas, y el emblemático colegio mayor San Juan Evangelista convertido en un erial a merced de los okupas, el futuro que se le presenta al género no parece invitar precisamente al optimismo.

El jazz made in Usa tendrá su lugar, con el supergrupo "Medeski, Scofield, Martin & Wood", el pianista Randy Weston (recordando al periodista y crítico Javier de Cambra) y los saxofonistas Ken Vandermark y James Brandon Lewis. Otra novedad: el Auditorio Conde Duque pasa a ser la sede principal del festival para los conciertos de mayor calado, incluyendo los que protagonizarán el guitarrista Al Di Meola, con quien se pretende rendir homenaje a la figura de Paco de Lucía; y la cantante Dee Dee Bridgewater, que pondrá el broche a JAZZMADRID 14, el miércoles 26.

En total, serán más de 70 actuaciones a repartir entre el Conde Duque y los restantes escenarios: CentroCentro Cibeles, Instituto Francés, hospital Gregorio Marañón y los diversos clubes adheridos a "La Noche en Vivo". Junto a ello, JAZZMADRID 14 rescata las "actividades paralelas" consustanciales a todo festival que se precie, en forma de conferencias y proyecciones cinematográficas.