Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado a 40 años el asesino que ocultó 18 años un doble crimen

La Audiencia culpa a Gerano Ramallo de la muerte de su mujer y de su hijo de 10 años

Pozo donde fueron hallados los restos de las dos víctimas.
Pozo donde fueron hallados los restos de las dos víctimas.

Gerano Ramallo tendrá que ir a prisión por matar hace 21 años a la que fuera su mujer, María del Carmen Espejo, natural de Sevilla y su hijo de 10 años. El tribunal de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha impuesto a Ramallo, natural de Bolivia, una pena de 40 años de cárcel por el doble crimen cometido en Almonaster la Real (Huelva) cuyos restos se encontraron en el pozo de una finca de ese municipio en 2011, 18 años después del asesinato.

El fallo que ha hecho público el presidente de la sección, José María Menéndez Burguillo, le atribuye los delitos de asesinato con el agravante de parentesco. Además, como responsabilidad civil, Genaro Ramallo, quien regentaba una academia de matemáticas en Huelva, tendrá que indemnizar al padre y al abuelo de los fallecidos con más de 170.000 euros. La condena no podrá ser calificada como tercer grado hasta la mitad de la pena impuesta. La pena recoge la petición de la acusación particular y de la fiscalía.

El abogado de la acusación particular, Luis Romero, subrayó durante el juicio celebrado del seis al 17 de octubre que había “claros indicios” para condenarlo. El acusado incurrió en numerosas contradicciones e incoherencias, como decir que se seguía viendo con su hijo Antonio cuando no constaba rastro del chico. En el juicio, Genaro Ramallo llegó a confesar ser el autor de una carta que envió a un medio de comunicación reconociendo que había enterrado a su mujer pero que desconocía quién podría haber sido el autor. Su huida a Francia y la llamada a un vecino suyo de la finca de Almonaster tras el hallazgo de los cadáveres en 2011 pusieron a los investigadores sobre la pista. El crimen estuvo a punto de salirle redondo porque de haber transcurrido dos años más, hubiese prescrito.