Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cifuentes renuncia a instalar videocámaras en tres parques

La detención del supuesto pederasta de Ciudad Lineal frena la medida

Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid. Ampliar foto
Cristina Cifuentes, delegada del Gobierno en Madrid.

La psicosis y el miedo causados a finales de agosto por el pederasta que secuestraba niñas en el distrito de Ciudad Lineal generó medidas urgentes. La Delegación del Gobierno en Madrid, con Cristina Cifuentes al frente, anunció entonces la instalación de cámaras de videovigilancia en tres parques urbanos de la capital. De hecho, un grupo de policías de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana hizo el estudio de campo de cada uno para ver cuáles eran los mejores puntos para colocarlas. Todo ello ha quedado parado con la detención, el pasado mes de septiembre, de Antonio Ortiz, el supuesto pederasta.

Los agentes visitaron durante la última semana de agosto tres parques: El de Calero, en la calle de José del Hierro, en Ciudad Lineal; el del Paraíso, en la avenida de Arcentales, en San Blas, y el de Moratalaz, también conocido como parque Z, situado entre las avenidas del Doctor García Tapia y Mora. La función de estas videocámaras, cuyo anuncio fue cuestionado por algunos especialistas, consistía en grabar las zonas en las que estaba actuando el pederasta o en las que podría haberlo hecho.

La colocación de las cámaras correría a cuenta de la Dirección General de la Policía (DGP), dependiente del Ministerio del Interior. El proyecto no pasó de ser un documento interno, ya que ni siquiera se calculó lo que supondría para las arcas públicas. Eso sí, antes debía tener el visto bueno de la Comisión de Videovigilancia, a cuyo frente está el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Francisco Javier Vieira. Su instalación tardaría entre cinco y seis meses, como mínimo.

Fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron ayer que el proyecto ha quedado abandonado tras la detención de Ortiz, que se encuentra en prisión provisional sin fianza. “El supuesto autor está detenido y el miedo de la gente ha bajado bastante, sobre todo entre los vecinos de estos barrios”, señalaron fuentes de la Delegación del Gobierno.

Además, la eficacia de esta medida resultaba relativa, al conocerse la ubicación de las cámaras, cualquier delincuente podría haber elegido otras zonas que carecieran de videocámaras. “Es imposible tener vigilados todos los parques y todos los recovecos de Madrid; sobre todo, al ser una ciudad tan grande”, reconocen las citadas fuentes.

Los responsables de la seguridad en la capital también recomendaron entonces que los padres tuvieran especial cuidado con sus hijos cuando salieran a la calle, en especial en las zonas donde actuaba el pederasta. “Eso siempre hay que tenerlo en cuenta y hacerlo”, añadieron las fuentes.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram