Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Vigo aparta a un líder católico por su “conducta moral”

Miguel Rosendo regentaba una comunidad con centenares de miembros repartida entre una mansión en Oia y un antiguo convento franciscano en Nigrán

Santiago / Madrid

El obispado de Tui-Vigo ha apartado al fundador y presidente de la asociación pública de fieles de derecho diocesano 'Orden y Mandato de San Miguel Arcángel' tras haber recibido "acusaciones en torno a su conducta moral", según la información que apareció colgada el pasado día 9 por la diócesis en su página web y de la que se ha hecho eco este lunes el diario El Mundo. El comunicado señala que en diciembre de 2012 llegaron a conocimiento del obispo de Tui-Vigo unas "supuestas irregularidades" cometidas por el fundador y presidente de la asociación y por algunos de sus miembros.

Por este motivo, en mayo de 2013, conforme a legislación canónica y a los estatutos de la propia asociación, el obispo nombró un 'visitador canónico' para recabar información sobre 'Orden y Mandato', sobre el estado de vida y apostolado de sus miembros y acerca del gobierno y la observancia de los Estatutos.

En marzo de 2014, teniendo en cuenta las conclusiones del informe realizado por el visitador canónico, en el que se reiteran las supuestas acusaciones en torno a la conducta moral del fundador, el obispo decidió "apartarlo cautelarmente de todas sus funciones". En su lugar, nombró a un 'comisario extraordinario' con funciones, por tiempo indefinido, de presidencia y gobierno.

Según informa la diócesis, en Asamblea Extraordinaria celebrada el 16 de abril de 2014, se dio a conocer esta decisión a los miembros de la asociación y, a partir de esa fecha, "un grupo significativo de miembros, tanto por su número como por las responsabilidades que ejercían", entregaron por escrito su parte de baja como asociados, dejando de pertenecer a la asociación. El colectivo religioso llegó a contar con varios centenares de miembros y un número importante, incluidas familias al completo, convivían en la mansión que poco a poco fue construyéndose el fundador en Mougás (Oia). Recientemente, restauraron un viejo convento franciscano en Vilariño (Nigrán), que también habitan y que, antes de que se iniciase la investigación episcopal, le cedió la diócesis.

Actualmente, Orden y Mandato de San Miguel Arcángel sigue siendo una asociación pública de fieles de derecho diocesano establecida en Tui-Vigo. Consta de 27 miembros llamados "exploradores" que realizan su labor de apostolado únicamente en esta diócesis y cuatro "consagradas miguelianas" que atienden una residencia geriátrica en Bustarviejo (Madrid). Todos ellos están bajo la responsabilidad del 'comisario extraordinario'.