Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
salud

El Parlamento pide al Gobierno que regule los clubes de cannabis

Mientras no llegue la Ley de Adicciones solicita a todos los clubs y asociaciones de consumidores que pongan en marcha mecanismos de autorregulación y buenas prácticas

El Parlamento vasco pide al Gobierno de Urkullu que regule la actividad de los clubes de cannabis con el objetivo de ofrecer seguridad jurídica a estas asociaciones dedicadas al cultivo de esta sustancia para consumo propio. La Cámara de Vitoria propone que se aproveche la futura Ley de Adicciones para este fin.

La Comisión de Salud del Parlamento vasco aprobó este miércoles el informe elevado por la ponencia destinada a estudiar la actividad de estos clubes y su posible regulación con los votos de PNV, EH Bildu y PSE. El PP está en desacuerdo con parte de las conclusiones del dictamen y apoyó por esta razón sólo algunas de las siete recomendaciones.

"Se trata de transmitir a la sociedad que sus representantes legítimos decidimos que ha llegado el momento de dar pasos para avanzar en la legalización del cannabis y avanzar en las libertades individuales", afirmó el parlamentario del PNV Luis Javier Tellería.

El acuerdo parlamentario emplaza en primer lugar al Gobierno vasco a dar los pasos necesarios en ejercicio de sus competencias para establecer un sistema que "ofrezca garantías y seguridad jurídica en la actividad de los denominados clubs sociales de cannabis, basado en los principios de las políticas de reducción de daños y dentro de un marco de derechos y obligaciones de personas consumidoras".

Los usos medicinales y/o terapéuticos deben quedar excluidos de los clubes

Y emplaza a continuación al Ejecutivo de Vitoria a impulsar los desarrollos normativos que permitan "dar una solución a la citada actividad. En este sentido, se insta al Gobierno vasco a que la futura Ley de Adicciones y sus reglamentos de desarrollo, contemplen la cuestión, de forma que se establezcan normas, programas y protocolos de actuación al respecto".

Eso sí, y mientras no exista dicha regulación, el Legislativo autonómico solicita a todos los clubs y asociaciones de consumidores de cannabis que pongan en marcha mecanismos de autorregulación y buenas prácticas.

El Parlamento demanda también a Gobierno, Diputaciones y Ayuntamientos un esfuerzo especial de seguimiento, coordinación y evaluación de la aplicación de la regulación de estos clubes sociales --plantea para ello crear una Comisión Interdepartamental del Ejecutivo-- y el impulso de campañas tendentes a limitar el consumo del cannabis y sus derivados.

"Existe en muchos casos una baja percepción del riesgo que supone su consumo, principalmente en las personas menores de edad y otras colectivos especialmente vulnerables, argumenta el dictamen. Finalmente, afirma que los usos medicinales y/o terapéuticos deben quedar excluidos del ámbito de los clubes sociales de cannabis.