Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El exetarra Latasa intenta suicidarse en el garaje de su casa en Vitoria

Había conectado una goma al tubo de escape para inhalar el dióxido de carbono

El expreso de ETA José Miguel Latasa Getaria, que renunció a la violencia y se encuentra en libertad desde diciembre de 2013, ha sido ingresado esta mañana en un hospital tras intentar suicidarse en el garaje de su casa de Vitoria.

Latasa Getaria, "Fermín", natural de Ordizia (Gipuzkoa) y de 65 años, fue condenado a penas que sumaban 477 años de cárcel por su participación en distintos atentados, entre ellos el asesinato de la exdirigente de ETA Dolores González Catarain, "Yoyes", natural de esa misma localidad guipuzcoana.

Fuentes de la Policía Local de Vitoria han informado a Efe de que los hechos han ocurrido sobre las 07.05 horas de hoy, cuando una mujer que iba a recoger su coche para ir al trabajo ha alertado al servicio de emergencias de que un turismo echaba humo dentro de su garaje.

Los agentes que han acudido al lugar han comprobado que dentro del vehículo había una persona semiinconsciente y han constatado que se trataba claramente de un intento de suicidio porque el tubo de escape había sido conectado a una goma que había sido introducida en el coche con el fin de inhalar el dióxido de carbono. Fuentes del Departamento vasco de Seguridad han indicado que esta persona había ingerido además pastillas tranquilizantes.

Fue condenado por participar en el asesinato de Yoyes y  pertence a la 'via Nanclares'

El exetarra ha sido conducido en ambulancia a un hospital de la capital alavesa, aunque, según la primera impresión de los servicios sanitarios, su estado no es grave.

Latasa Getaria fue detenido en 1988 y, tras ser juzgado en la Audiencia Nacional, entre otros por el asesinato de "Yoyes", cuyo autor material fue José Antonio López Ruiz, "Kubati", pasó seis años en prisión antes de repudiar públicamente la violencia, lo que motivó que fuera acusado de traidor por la banda, que incluso planeó asesinarlo y lo expulsó en 1994.

Más tarde consiguió el tercer grado penitenciario, situación que perdió en 1996 al reabrirse un sumario, y posteriormente se le incluyó en la llamada "vía Nanclares", hasta su excarcelación hace casi un año.