Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condena a España por no investigar torturas a miembros de ETA y Segi

Estrasburgo se pronuncia sobre las denuncias de Beatriz Etxebarria y de Unai Ataun

La justicia europea ha condenado este martes a España por no haber investigado de forma "profunda, efectiva y selectiva" las torturas denunciadas por Beatriz Etxebarria, miembro de ETA que cumple condena, entre otros delitos, por el asesinato del policía nacional Eduardo Puelles en 2009 y por Unai Ataun, miembro de Segi —una organización juvenil supuestamente ligada a la banda—. La condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo, incluye el pago de una indemnización de 29.000 euros para Etxebarria y de 24.000 euros para Ataun. Los magistrados del tribunal europeo puntualizan, no obstante, que no tienen "elementos probatorios suficientes" para examinar estos presuntos casos de tortura.

En el fallo, el tribunal europeo sostiene que la juez de Bilbao que examinó y archivó el caso únicamente analizó los informes médicos forenses de Etxebarria y las copias de sus declaraciones, sin que se le permitiese exponer su versión de los hechos. Los magistrados remarcan que la juez española tampoco revisó las grabaciones de seguridad de las dependencias de la Guardia Civil en las que Etxebarria estuvo detenida temporalmente en el año 2011 y en las que denunció haber sufrido malos tratos y abuso sexual.

En la actualidad, la etarra cumple condena en la cárcel de Soto del Real (norte de la Comunidad de Madrid). Etxebarria fue condenada a 3.860 años de cárcel por el atentado con furgoneta bomba frente a la casa cuartel de la Guardia Civil de Burgos, en julio de 2009, y a 485 años por el asesinato en Santoña (Cantabria) del brigada del Ejército Luis Conde con un coche bomba, en septiembre de 2008. Miembro al comando Otazua, la terrorista también suma una condena de 45 años de cárcel por su participación en el asesinato del policía nacional Eduardo Puelles en el verano de 2009 y otra de 31 años por el intento de asesinato de Gabriel Ginés, escolta de un concejal socialista de Galdakao (Vizcaya), en 2007.

La resolución judicial matiza que "no tiene suficientes elementos probatorios" de la tortura

El segundo caso por el que Estrasburgo ha condenado a España es el de Unai Ataun, detenido en Navarra hace seis años en una investigación judicial contra Segi, el brazo juvenil de ETA en el que presuntamente militaba. Al igual que Etxebarria, Ataun denunció malos tratos en los cuatro días en los que permaneció detenido e incomunicado, pero el juez de Pamplona que investigó su caso no vio ningún indicio de criminalidad. En 2012 fue condenado a un año de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, pero está en libertad.

En la sentencia, el Tribunal recuerda a España la necesaria adopción de las medidas recomendadas por el Consejo de Europa y recalca la importancia del mantenimiento de una vigilancia apropiada, "que evite abusos y que proteja la integridad física de los detenidos".

Justicia estudia presentar un recurso

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este martes que estudiará si los servicios jurídicos del Estado recurren la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, informa Efe. En declaraciones a los medios en Madrid, Catalá ha explicado que el ministerio medita presentar un recurso, "con el mayor compromiso de garantizar que en España existe un sistema jurisdiccional de los derechos fundamentales que funciona con total calidad".