Gallardón sigue entre políticos

El exministro de Justicia entra en el Consejo Consultivo, donde tenía garantizado un asiento y un sueldo de más de 80.000 euros anuales por su condición de presidente de la Comunidad entre 1995 y 2003

Alberto Ruiz-Gallardón, el martes durante su dimisión como ministro de Justicia.
Alberto Ruiz-Gallardón, el martes durante su dimisión como ministro de Justicia.ÁLVARO GARCÍA

Alberto Ruiz-Gallardón dimitió el martes como ministro de Justicia. En menos de 48 horas, ya se había recolocado en el Consejo Consultivo de la Comunidad de Madrid, donde tenía garantizado un puesto por su condición de expresidente regional (1995-2003). El cargo que ostenta es el de consejero permanente de la institución, que emite dictámenes para la Comunidad. Igual que Joaquín Leguina, el primer presidente de la Comunidad (1983-1995).

El puesto, vitalicio, es remunerado con un sueldo de 8.500 euros brutos mensuales, unos 5.500 euros netos. El mismo que el de los consejeros del Ejecutivo de Ignacio González, para el que trabajará. También tiene derecho a coche oficial y secretaria. El Consejo suele reunirse una vez por semana, generalmente los miércoles.

El artículo 7 de la Ley 6/2007 que regula el organismo establece que los expresidentes autonómicos “podrán solicitar su incorporación al Consejo Consultivo en cualquier momento, previa declaración de no estar incursos en causa de incompatibilidad”. Al contrario que Leguina y Gallardón, Esperanza Aguirre no ejerció este derecho tras dimitir como presidenta regional en septiembre de 2012. Aguirre, que también renunció a su acta de diputada autonómica, declinó entrar en el Consejo pese a tener garantizado un puesto permanente por unos 87.000 euros anuales. Tras pasar por Turespaña, la presidenta del PP de Madrid fichó por la empresa catalana de cazatalentos Seeliger y Conde.

Gallardón, que el martes renunció a su escaño como diputado nacional y a su puesto en el Comité Ejecutivo Nacional del PP tras quedarse solo en su defensa de la reforma de la ley del aborto, dejó abierta la puerta a concluir sus tres décadas dedicado a la política en el Consejo Consultivo. “No lo descarto”, manifestó. Eso sí, pese a que dio por concluida su carrera política, seguirá entre políticos. Además de con Leguina, compartirá tarea, entre los 10 componentes del Consejo, con Ignacio Astarloa, secretario de Estado de Seguridad en el Gobierno de José María Aznar.

“El nombramiento de Gallardón confirma que la institución solo sirve como carísimo cementerio de elefantes. Es una burla al contribuyente”, criticó Luis de Velasco, portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid. “Gallardón tiene más suerte que los millones de parados y aspirantes a mileurista de este país. No está ni un día en el paro y ya le dan un sueldo millonario”, ironizó Velasco. La formación magenta ha reclamado en tres ocasiones la supresión del Consejo, ya que entiende que su función es, “sobre todo, la de acoger a excargos políticos de renombre”. UPyD recuerda que la institución cuenta con un presupuesto de 4,3 millones anuales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS