Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Vall d’Alba: “Sería irresponsable irme por la imputación”

Martínez descarta dimitir y se escuda en su mayoría absoluta desde hace 23 años

El regidor declarará el 2 de octubre acusado de delitos relacionados con la corrupción

Francisco Martínez, alcalde de Vall d'Alba, segundo por la izquierda, en el pleno.
Francisco Martínez, alcalde de Vall d'Alba, segundo por la izquierda, en el pleno.

El alcalde de Vall d’Alba, Francisco Martínez (PP), ha descartado este jueves dimitir y dejar su acta de concejal en el citado Ayuntamiento a raíz de su imputación por varios presuntos delitos relacionados con la corrupción en la causa abierta por el escándalo de la depuradora de Borriol. Martínez se vio obligado a dimitir a mediados de este mes de la Diputación de Castellón tras casi veinte años de diputado en base a la ‘doctrina Moliner’ (el presidente de la corporación provincial dijo que no habrá imputados por delitos de corrupción en los que se sospeche que pudo haber enriquecimiento propio en uso de su cargo). Martínez ha manifestado que sería una “irresponsabilidad” marcharse.

El grupo municipal socialista ha presentado una moción de urgencia en el pleno de este jueves solicitando la dimisión de Martínez por su imputación. El regidor, que deberá declarar como imputado el próximo 2 de octubre, volvió a defender su inocencia al leer un discurso (similar al recitado cuando dimitió de la Diputación) en el que volvió a defender su inocencia. El fiscal atribuye a Martínez los posibles delitos de prevaricación, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas por la tramitación del proyecto de la depuradora de Borriol que tramitó como diputado encargado de obras en la Diputación. La investigación se abrió después de que Compromís denunciara que proyectó la obra afectando a una parcela cuya propiedad comparte con sus hijos y por la que iba a recibir 51.000 euros por la expropiación de unos terrenos valorados en 3.000. El decreto del fiscal instructor recoge los intentos del regidor de Vall d’Alba por esconder su nombre del proyecto.

“La imputación no implica ninguna limitación para el ejercicio de mis funcioines como alcalde, sería una irresponsabilidad marcharme y hacer dejación de las tareas que me han encomendado los vecinos de mi pueblo”, dijo en un pleno que arrancó a las 8.30 horas de la mañana (no duró más veinte minutos) y que no contó con asistencia de vecinos. Martínez respaldó su decisión en sus victorias electorales: “Los vecinos son los que me han elegido por mayoría absoluta desde hace 23 años”.

El portavoz socialista, Fernando Grande, ha criticado que deje sus cargos orgánicos en el PP y su escaño en la Diputación pero, por el contrario, continúe en el sillón de alcalde. “¿Si puede hacer dejación de funciones en la institución provincial y no en el Consistorio?”, le reprochó. El presidente de la Diputación, Javier Moliner, tampoco ha forzado la marcha de Martínez de la alcaldía.

Más información