Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Incendio en cullera

“De haber sabido el peligro de incendio no se habrían tirado los fuegos artificiales”

El alcalde de Cullera declara como imputado por el fuego tras permitir lanzar pirotecnia

El alcalde de cullera, Ernesto Sanjuán, a las puertas de los juzgados de Sueca, tras declarar como imputado. Ampliar foto
El alcalde de cullera, Ernesto Sanjuán, a las puertas de los juzgados de Sueca, tras declarar como imputado. efe

El alcalde de Cullera (Valencia), Ernesto Sanjuán (PP), ha declarado este jueves como imputado por un supuesto delito de incendio por imprudencia grave al haber autorizado el lanzamiento del castillo de fuegos artificiales que el pasado 26 de abril incendió una ladera. Sanjuán, que en otras ocasiones ha reconocido haber visto el fax en que los bomberos le recordaban la prohibición de lanzar pirotecnia por ser un día de máximo riesgo, apeló una vez más a la tradición y se ha excusado en que “si hubiera sabido que iba a pasar lo que pasó, no se habría tirado el castillo” que el Ayuntamiento autorizó.

A las 9.20 de la mañana, Sanjuán acudía al Palacio de Justicia de Sueca para declarar en calidad de imputado. Los 10 ediles restantes del PP en el Consistorio le acompañaban, entre ellos, Andreu Piqueras, exconcejal de fiestas, imputado también en el caso y citado también a declarar. Piqueras, que presentó la dimisión como concejal a principios del pasado mes de agosto, según dijo, “por problemas de salud”, no quiso hacer declaraciones a la prensa tras hacérselas a la juez.

Una hora después de comenzar su declaración en el juzgado número 3 de Sueca, el alcalde de Cullera atendía a los medios a las puertas del edificio. Sanjuán ha repetido una vez más el argumento de la tradición y ha asegurado conocer referencias documentales “del año mil seiscientos y pico” que indican que en la ladera quemada ya se disparaban fuegos artificiales en las fiestas de la baixà de la Mare de Déu del Castell.

El pasado 26 de abril, antes del siniestro, el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia envió un fax al Ayuntamiento de Cullera en el que recordaba, en mayúsculas, la prohibición de lanzar pirotecnia por ser un día de “riesgo extremo de incendios forestales”. El fax, cuyo destinatario era el “alcalde-presidente del Ayuntamiento de Cullera”, llevaba como asunto “Castillo Fuegos Artificiales” y en el texto se citaba la normativa autonómica que prohíbe disparar fuegos artificiales a menos de 500 metros de un área calificada como forestal.

El aviso, firmado por un técnico del Centro de Coordinación de Emergencias, fue remitido por fax y mediante mensaje de teléfono móvil al Ayuntamiento, que desoyó el mensaje y permitió que se disparara el espectáculo pirotécnico. Las imágenes en las que el castillo de fuegos artificiales explotaba en el aire mientras se quemaban 3,2 hectáreas de la montaña en seis focos diferentes inundaron Internet.

Pese al terremoto político local en las semanas siguientes al suceso, Sanjuán se limitó a pedir disculpas en el pleno y se negó a dimitir como le exigía la oposición municipal.

Preguntado por los medios, Sanjuán ha quitado hierro a los daños causados por el incendio y calificó el área afectada de “cuatro matojos”. "Todo el mundo conoce que allí en Cullera hay brozas, y que luego se regenera y ya está", añadió el regido popular.

El informe preliminar elaborado por la Consejería de Gobernación tras el incendio apuntó a que la actividad pirotécnica “no era autorizable”. Preguntado por si había explicado a la juez por qué decidió obviar la prohibición, Sanjuán dijo que ignoraba el peligro. “Todas las contestaciones las tiene la juez y, conforme vaya transcurriendo el proceso, diremos más cosas”, zanjó.

Tras las declaraciones del alcalde y el concejal de fiestas de Cullera, aplazadas hasta dos veces por la imposibilidad de acudir del abogado defensor, el juzgado mantiene los cargos a Sanjuán y Piqueras por un presunto delito de prevaricación medioambiental. El Tribunal Superior de Justicia valenciano ha informado de que no se han adoptado medidas cautelares contra ellos.

Más información