Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV pide la dimisión de Francisco Martínez como alcalde de Vall d’Alba

El político popular, imputado por en el caso de la depuradora de Borriol, dejó la Diputación

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Vall d'Alba ha presentado una moción de urgencia en la que piden al alcalde popular, Francisco Martínez, su dimisión como regidor y la renuncia a su acta de concejal. Martínez, imputado en la causa abierta por la compraventa de los terrenos de la depuradora de Borriol, renunció la semana pasada a su acta de diputado provincial pero mantiene su cargo en el Ayuntamiento.

La destitución de Martínez como vicepresidente de la Diputación de Castellón se produjo tras 20 años como número dos de Carlos Fabra, condenado a cuatro años de prisión por delito fiscal. Tras su relevo como vicepresidente, y antes de que el partido le cesara definitivamente, Martínez presentó su dimisión como diputado provincial en vista de que su partido reconocía que el político había tenido la intención de enriquecerse con su cargo. 

El pasado 10 de septiembre, el juzgado de Instrucción número 2 de Castellón imputó a Martínez en una causa abierta por la compra de los terrenos para construir la depuradora de Borriol. El juzgado estudia si las parcelas, siendo propiedad de una empresa de su hijo, iban a ser expropiadas a un precio superior al habitual.

Ante el silencio de Martínez, que en el último pleno de la Diputación no atendió a las preguntas de los periodistas sobre si pretendía presentarse de nuevo a la alcaldía, el grupo municipal socialista presentará una moción en el pleno del próximo jueves para pedir su dimisión.

Los socialistas de Vall d'Alba consideran que una persona "acorralada por casos de corrupción como el pelotazo de los terrenos de Borriol no puede continuar al frente un Ayuntamiento". Así se ha manifestado el portavoz socialista en Vall d'Alba, Fernando Grande, quien ha afirmado que un alcalde "imputado por la posible comisión de delitos contra las administraciones públicas no puede ni debe continuar firmando facturas, adjudicando obras y convenios ni accediendo a expedientes y adjudicando contrataciones".

El grupo socialista ha recordado que Martínez está imputado "por presunta prevaricación, tráfico de influencias, fraude y negociaciones prohibidas". Tras haber sido apartado de sus cargos orgánicos en el PP y en la Diputación, señala Grande, Martínez debería abandonar también la alcaldía ya que el fiscal "ha visto indicios de delito" en su actuación y "no puede representar al municipio de Vall d'Alba".

Para el edil, Francisco Martínez "no debe permanecer ni un minuto más al frente del Ayuntamiento porque daña la imagen de toda la población". El portavoz socialista lamenta que el presidente provincial del PP, Javier Moliner, "no actúe y permita esta situación" y le reprocha que "se quite a Martínez de la Diputación pero lo mantenga como alcalde".

Más información