El juicio por uno de los mayores alijos de coca se retoma en octubre

El barco 'Ratonero' de O Grove transportaba 90 fardos valorados en otros tantos millones

Vilagarcía de Arousa - 22 sep 2014 - 19:42 UTC

Cuatro meses después de que la Audiencia Provincial suspendiera el juicio contra la presunta red de narcos detenida en febrero de 2012 tras el apresamiento del pesquero Ratonerocon base en O Grove, por la hospitalización de uno de los acusados, la vista se reanudará el 6 de octubre en la Sección Quinta, con sede en Vigo.Con nueve acusados, el grupo se enfrenta a penas que suman 148 años de prisión y 2.000 millones de euros en multas por el delito de tráfico de drogas, agravado por la cantidad de cocaína intervenida y por pertenencia a una organización criminal.

Para el principal acusado, José Luis Devesa, armador del pesquero y vecino de O Grove, el fiscal antidroga pide 17 años de cárcel y multa de 300 millones, pena solo superada por el intermediario del cartel proveedor de la droga, mientras que para la tripulación y lancheros las condenas solicitadas se rebajan a 13 y 10 años y 200 millones de indemnizaciones al Estado.

El Ratonero, de 17 metros de eslora, solía ir a pescar caballa al Cantábrico, pero en uno de sus viajes cambió el rumbo y se dirigió al Atlántico donde fue abordado por Vigilancia Aduanera cerca de Azores con 90 fardos de coca valorados en 90 millones. Devesa, de 44 años, ya había sido investigado por dar cobertura a organizaciones gallegas en descargas, suministrando combustible a las planeadoras que hacían los desembarcos. Según la investigación, el armador formaba parte de una organización y su cometido era abastecer de combustible en alta mar a las planeadoras. Luego, decidió implicarse más cuando aceptó recoger, transportar e introducir en Galicia uno de los dos mayores alijos intervenidos en 2012 en alta mar.

Devesa supuestamente contrató a los marineros Álvaro Agustín Verdera, José Francisco Fernández y Albino González para salir al encuentro de un buque nodriza y recoger la droga en aguas internacionales. A bordo del pesquero también viajaba Enyer Eduardo Holguín, el presunto contacto de la organización colombiana propietaria de la droga. Su cometido era supervisar el transporte y comunicar por radio las posiciones de los barcos para que ambos pudieran encontrarse con la planeadora que iba a descargar los 90 fardos en tierra.

Mientras José Manuel Cores, de 32 años; José Antonio Búa, de 34, y Baltasar Vilar, alias Saro, de 55, salieron al encuentro del Ratonero con una planeadora de 14 metros y cuatro motores, la policía controlaba los movimientos del nodriza, de bandera venezolana, y la patrullera de Aduanas y aviones del Ejército ya estaban desplegados para iniciar el abordaje. Al percatarse del dispositivo, los lancheros emprendieron la huida, pero como nu pudieron repostar el combustible que llevaba el Ratonero se vieron obligados a refugiarse en Madeira, abandonando la embarcación en Paul do Mar, donde fueron detenidos después por la policía portuguesa.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50