El TSJC ve “indicios suficientes” de soborno de la mafia rusa a Crespo

La fiscalía solicita dos años y seis meses de prisión para el diputado convergente

Xavier Crespo, diputado de CIU.
Xavier Crespo, diputado de CIU.Albert Garcia

Xavier Crespo, diputado de CiU y exalcalde de Lloret de Mar (Selva), será juzgado por cohecho y prevaricación. Así lo decidió ayer la Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), que desestima el recurso de apelación presentado por el político y considera que hay “indicios suficientes” como para acusar a Crespo de favorecer en sus negocios privados a un supuesto miembro de la mafia rusa.

El alto tribunal catalán desestimó ayer todos los recursos presentados tanto por Crespo como por el ex concejal de Urbanismo de Lloret de Mar Josep Valls y por el que fuera presidente del club de hockey del municipio Joan Perarnau. La decisión del tribunal obliga a los acusados a sentarse en el banquillo de los acusados imputados por sus tratos con la mafia rusa en la operación que se bautizó policial y judicialmente como el caso Clotilde.

Más información

Fiscalía solicita para Xavier Crespo una pena de dos años y seis meses privación de libertad al considerarle culpable de un delito de cohecho pasivo continuado y prevaricación por aceptar viajes y regalos a cambio de dar trato de favor al empresario ruso Andrei Petrov. Este último ha sido imputado en otro caso por blanqueo de capitales procedentes, supuestamente, de las actividades criminales de la mafia rusa. El ministerio fiscal también solicita para el político convergente 17 años de inhabilitación para ejercer cualquier tipo de cargo público y el pago de una multa que asciende a 831.600 euros.

El pasado mes de junio Convergència Democràtica, partido en el que milita Crespo, defendió la inocencia del exalcalde y solicitó el archivo de la causa contra el diputado. Incluso hizo público un comunicado en el que se aseguraba que “Convergència está totalmente convencida de la inocencia de Xavier Crespo en sus actuaciones”. Ayer, la formación no quiso realizar ningún tipo de valoración, aunque aseguró que por mucho que el TSJC obligue a Crespo a sentarse en el banquillo la situación no ha cambiado y, por ello, siguen defendiendo la inocencia del diputado convergente.

El ministerio público considera que Xavier Crespo dio facilidades administrativas a la empresa de Andrei Petrov para que efectuara una obra en la antigua plaza de toros de la localidad gerundense. La fiscalía considera que a cambio de las citadas facilidades Petrov realizó diversos regalos a Crespo como el pago de un viaje para la familia del exalcalde a Rusia o un reloj valorado en más de 2.000 euros.

En el recurso ante el TSJC, la defensa de Crespo alegó que el exalcalde no había participado en el pleno celebrado el 3 de abril de 2009 en el que se aprobó la rebaja de un 50% en la licencia de obra de la plaza de toros de Lloret de Mar. Según sus letrados, Crespo se encontraba convaleciente tras una operación quirúrgica lo que le impidió votar a favor o en contra de la citada rebaja. El tribunal considera que la juez instructora del caso tuvo en cuenta ese aspecto así como otras actuaciones anteriores del ex alcalde de Lloret de Mar y mantiene la imputación de este.

El TSJC también asegura en la providencia hecha pública ayer que hay indicios suficientes como para considerar que Xavier Crespo señaló a Petrov los clubes deportivos que debía patrocinar la empresa del ruso, denominada Development Diagnostic Company (DDC). La fiscalía considera que el acusado también señalaba qué cantidades de dinero debía aportar a la entidades deportivas en la que casualmente su esposa era la vicepresidenta y sus hijos eran jugadores de los citados equipos.

Según la imputación, el presidente del club de hockey, Joan Pernau, era el encargado de recoger los cheques que previamente preparaba Petrov para la entidad deportiva. El último de los pagos se efectuó en julio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50