Liñares defiende ante la juez que el contrato a su jefa de prensa fue legal

El abogado del excargo socialista reclama "celeridad" en el procedimiento aunque culpa de la demora al "sistema"

En apenas una hora ventiló la juez del caso Pokémon, Pilar de Lara, el nuevo interrogatorio al expresidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil y exconcejal socialista en Lugo, Francisco Fernández Liñares, casi dos años después de que abriera la investigación sobre supuestos sobornos y amaños en adjudicaciones públicas que salpica a numerosos ayuntamientos gallegos.

La nueva cita judicial de Liñares, uno de los principales imputados en la causa, se señaló para la una de la tarde, y pocos minutos antes de esa hora llegaba el que fuera mano derecha del alcalde Xosé López Orozco acompañado de su abogado, Evaristo Nogueira. A la salida, el letrado aseguró que habían quedado “muy satisfechos” con la declaración, centrada en la contratación en la Confederación Hidrográfica de una asesora de prensa que finalmente acabó siendo empleada de la Diputación de Lugo. "Ha quedado claro que ningún tipo de responsabilidad penal tiene el señor Fernández Liñares en este tipo de contratación que creemos que se ajusta a la legalidad vigente”, afirmó Nogueira, quien añadió que su cliente contestó a todas las preguntas.

Nogueira no descarta “estudiar como defensa” la petición de nulidad de las diligencias contra Liñares. “Estudiaremos todas aquellas circunstancias que puedan beneficiar a nuestro defendido”, explicó, "pero todavía es precipitado para hablar de eso”. "Lo que insistimos como defensa es en la celeridad en cualquier procedimiento. Pero ese no es un problema del juzgado sino del sistema, del sistema procesal que tenemos en este país que es la asignatura pendiente de la democracia”, proclamó el abogado de Liñares.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS