Iceta se ofrece a Mas “para la cohesión, no para la ruptura”

Herrera vincula el futuro de Cataluña a que CiU abandone el Gobierno y se celebre la consulta

Miquel Iceta en su intervención en el debate de política general.
Miquel Iceta en su intervención en el debate de política general.A. GARCIA

Frente al pacto de legislatura que tiene ahora CiU con Esquerra Republicana, los socialistas catalanes se han ofrecido hoy a Artur Mas como alternativa para que pueda seguir gobernando. A cambio, eso sí, debería abandonar su hoja de ruta soberanista, un escenario que se presenta casi inverosímil después de escuchar el discurso del lunes del presidente de la Generalitat.

"Para la estabilidad política y la cohesión social, puede contar con nosotros. Para aventuras, rupturas y desmantelar el Estado del bienestar, no", ha proclamado en el Parlamento catalán Miquel Iceta, primer secretario del PSC. El líder socialista ha acusado a Mas de situar a Cataluña en "un callejón sin salida" y por eso le ha tendido la mano para desterrar la idea de que el debate de política general que se está celebrando sea el último de esta legislatura por el adelanto de las elecciones.

"Podemos y queremos ayudar", ha insistido Iceta después de recordar que las prioridades políticas que enumeró el lunes Mas son las que el líder del PSC ya había escrito con anterioridad cuando preparaba el borrador de su discurso. "Porque son de recibo, la gente las pide". El socialista ha acusado a Mas de "convertir esta legislatura en una frenética cuenta atrás que acaba el 9-N", pero ha insistido en que ese día "no se acaba el mundo" y de ahí su oferta de convertir al PSC en socio parlamentario de CiU.

Más información
Junqueras pide a Mas entrar en el Gobierno para blindar la consulta
El decálogo de Mas
Mas prevé un adelanto electoral si no puede hacer la consulta “con garantías”
Toda la información sobre la consulta

Iceta considera que Mas "tiene la obligación política de agotar la legislatura" porque ya avanzó las elecciones en 2012 y "hubo de claudicar ante la exigencia del socio que escogió", en referencia a Esquerra Republicana, porque CiU perdió 12 escaños. "No deberíamos acumular fracasos", ha dicho el líder socialista.

Mas no ha respondido a la oferta de gobierno del PSC para establecer "un nuevo contrato social" con los ciudadanos, pero sí le ha pedido a Iceta que los socialistas se sumen a la reclamación del referéndum soberanista, porque el PSC apoyará la ley de consultas. "No es lo mismo hacer esto con el PSC jugando a favor que al margen y ustedes lo saben", ha dicho Mas. Por eso ha insistido en que los socialistas secunden la consulta pidiendo un a la primera pregunta pactada (¿Quiere usted que Cataluña se convierta en un Estado?) y luego reclamen el no en la siguiente pregunta (Y en caso afirmativo, ¿en un Estado independiente?)

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El presidente catalán ha reiterado su argumento de que la respuesta del Gobierno del PP es un "no" a todo y que estaría dispuesto a escuchar una oferta de diálogo consistente del Gobierno español. "El problema es que solo hay un no como una catedral, como una casa de payés", ha remachado Mas.

Iceta ha desempolvado el caso Banca Catalana para recordar que sirvió a Jordi Pujol para esgrimir su discurso victimista y argumentar que no todos los males que afectan a Cataluña son culpa de las instituciones españolas y del Gobierno central. En esa línea, Iceta ha preguntado a Mas si había dado instrucciones a los diversos departamentos de la Generalitat para investigar todos los casos de corrupción política que se habían publicado.

El presidente de la Generalitat no ha respondido en su primera intervención y ha argumentado que no había entendido la pregunta. Iceta ha insistido en que se refería, por ejemplo, a casos como el de las ITV, que provocó la dimisión del diputado de CiU Oriol Pujol, y Mas ha replicado, refiriéndose solo a ese caso concreto, que su Gobierno no cedió a las presiones.

Por la tarde ha intervenido Joan Herrera, el líder de Iniciativa, quien críticado con dureza los recortes en educación y sanidad y ha defendido los derechos de los más vulnerables. "La porcelana fina de verdad son los derechos de la gente y ya hay grietas", ha dicho Herrera tomando las palabras de ayer de Mas, quién apeló a cuidar la unidad política del soberanismo como si se tratara de una porcelana fina.

En síntesis, Herrera ha venido a decir en su discurso que el futuro de Cataluña pasa porque CiU abandone el Gobierno y porque se celebre la consulta. Ha culpado a los nacionalistas de aplicar políticas privatizadoras, como la de derivar seis mil operaciones procedentes de la sanidad pública, o la de suprimir la paga de Navidad de los funcionarios, al tiempo que ha reconocido la "claudicación" de la socialdemocracia en la defensa del Estado de bienestar.

Artur Mas le ha replicado que no hay más camino que el de los recortes y que la prueba más palpable era Francia, donde los socialistas se presentaron como los defensores de una política diferente y han acabado siguiendo la misma política que en casi todos los países de la Unión Europea para cumplir los objetivos de déficit.

Ante las críticas continuas a la política presupuestaria de la Generalitat, Mas ha llegado a ofrecer a Herrera que ICV entre en el Gobierno de la Generalitat y le ha llegado a ofrecer la cartera de Economía. Herrera ha obviado el ofrecimiento y ha dicho que el adelanto electoral que dejó entrever Mas supone un escenario propio para el PP.

Frente a eso, Herrera ha dicho que ICV ofrecerá "una propuesta unitaria para ganarlo todo, para ganar la democracia". No se estaba refiriendo a una candidatura conjunta, sino a una programa eslectoral de carácter constituyente.

El líder ecosocialista ha insistido en que seguirá apoyando al Gobierno catalán para que pueda convocar la consulta, pero ha tenido duras palabras contra Mas por haber calificado el caso Pujol como "un asunto familiar".

 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS