El alcalde de A Coruña asciende a jefa de Personal a una imputada en la Pokémon

Mónica Iglesias fue denunciada por un empleado del acuario por acoso laboral

De interventora en el Ayuntamiento de Burela a directora de los museos científicos coruñeses y ahora nueva jefa de Personal en A Coruña. El ascenso de Mónica Iglesias de la mano del alcalde, Carlos Negreira (PP), causó en el pleno de ayer un rifirrafe con el edil de Esquerda Unida, César Santiso, dado que la ahora responsable de los funcionarios y empleados municipales es uno de los 12 cargos del Ayuntamiento imputados en la Operación Pokémon, la gran trama de corrupción que investiga la juez de Lugo Pilar de Lara.

Santiso acusó al equipo de gobierno de Negreira de “pretender comprar el silencio” de Iglesias con su ascenso a la jefatura municipal de Personal. En la Pokémon, que investiga a sospechosos de aceptar favores y regalos del grupo Vendex, concesionario de numerosos servicios municipales, también está implicado el primer teniente de alcalde, Julio Flores, además de cinco cargos nombrados a dedo por el PP en este mandato, otros tantos funcionarios y el edil socialista José Nogueira.

El concejal de EU cuestionó además que Iglesias sea nombrada al frente de Personal dado que fue denunciada por acoso laboral por un funcionario del acuario, que dependía de ella como directora de los museos científicos. Ese empleado se había opuesto a la concesión de un servicio a Vendex, un contrato que está siendo investigado por De Lara por presunto amaño como aparece en conversaciones telefónicas intervenidas en las que el propio Flores da instrucciones para realizar un informe que avale la contrata. “Premian y protegen a una presunta acosadora”, acusó Santiso.

Pero el gobierno de Negreira, por boca de su edil de Hacienda, Rosa Gallego, volvió a llamar a la presunción de inocencia para justificar el ascenso de Iglesias. Y reprochó al concejal de la oposición su vehemencia : “Va a tener que pedir perdón a mucha gente”, remachó.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS