Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CGT denuncia que el profesorado temporal de la UAB trabaja sin contrato

La Inspección de Trabajo admite el texto por la vía de urgencia y cita a la empresa el viernes

La gerencia de la Universidad dice que los docentes están dados de alta en la Seguridad Social

La Inspección de Trabajo admitió ayer la denuncia del sindicato CGT que alerta de que los profesores temporales de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) —los asociados y los investigadores postdoctorales cuyo contrato del curso pasado finalizó el 31 de agosto— están trabajando sin contrato desde el pasado 1 de septiembre. En algunos casos se trata de profesores que ayer mismo dieron clase sin tener contrato. En la denuncia, CGT especifica que esta situación afecta a todos los contratos de profesor asociado ("varios centenares", consta en la denuncia, aunque puede que algunos no trabajen este semestre) y a los 110 investigadores postdoctorales.

El gerente de la UAB, Joan Melcion, confirma que la Inspección de Trabajo ha requerido a la universidad una relación de la renovación de los contratos y responde a la denuncia que "todos los profesores están dados de alta a la Seguridad Social, lo que les vincula a la Universidad". "Estamos hablando de más de 2.000 contratos que requieren una complejidad, es un problema de cada año, pero en la inmensa mayoría de los casos las condiciones laborales son exactamente las mismas, es un puro trámite administrativo", explica Melcion.

El sindicato CGT lo ve distinto: "Esta situación es una pieza más de la precariedad laboral que se ha instalado en las universidades desde los recortes presupuestarios que comenzaron en 2011 y muestra la situación de fuerte vulnerabilidad de centenares de docentes que cada curso imparten clase sin saber si tendrán trabajo el siguiente", manifiesta Ermengol Gassiot, delegado sindical de CGT en el comité de empresa de la UAB.

Gassiot relata como desde la semana pasada el sindicato, los departamentos de las facultades e incluso el rectorado han recibido la alerta de los docentes que están acudiendo a trabajar sin contrato. Pero los días pasan y la respuesta es la misma: "La semana que viene tendremos los contratos". Lo relata en primera persona Marta Padrós, una profesora asociada que ayer a las 8.30 horas estaba dando clase a 50 alumnos de primer curso de Psicología.

Una docente explica cómo la falta de contratos entre los profesores afecta incluso a los coordinadores de asignaturas

Padrós explica cómo la falta de contratos entre los profesores que califica de precarios afecta incluso a los coordinadores de asignaturas. "La Universidad nos pide que nos acreditemos con AQU y ANECA —evaluaciones externas sobre las investigaciones que desarrollan— año tras año y si no lo hacemos en el periodo requerido vamos a la calle; en cambio ellos pueden incumplir plazos", lamenta y subraya que además de la "precariedad laboral" la falta de contratos "también afecta a la vertiente de organizarse la vida".

La situación que vive la universidad en este inicio de curso se produjo hace dos años, recuerda Gassiot, aunque entonces los sindicatos no la denunciaron. Se acuerda la profesora postdoc Sònia Sánchez, también de la facultad de Psicología, que lleva 12 años encadenando contratos en la Autónoma: "El inicio de curso demuestra la precariedad en la que estamos instalados. Se acaba resolviendo en la mayoría de los casos, pero a veces hay gente a quien no se le resuelve". Se refiere a compañeros que técnicamente no son despedidos, porque su último contrato finalizó el mes de julio anterior, pero no siguen trabajando en la Autónoma.