Las manos de Paco de Lucía

La Bienal de Flamenco de Sevilla ofrece una exposición con fotografías, libros y discos del artista

Juan José Téllez frente una de las vitrinas de la exposición.
Juan José Téllez frente una de las vitrinas de la exposición.Paco Puentes

Las manos de Pepe de Lucía se ven diminutas cuando las coloca sobre las de su hermano Paco, esculpidas en bronce por el artista Nacho Falgueras. Los dedos del guitarrista se entrelazan solemnes en esta talla, como si estuvieran recostadas sobre el pecho del difunto genio, mientras Pepe se afana en imitarlas colocando palma sobre dorso, sin conseguir reproducir el gesto. La obra coronará la tumba del artista, que se ultima en Algeciras, pero mientras tanto forma parte de la exposición Paco de Lucía. Fuente y caudal, que ofrece la XVIII Bienal de Flamenco de Sevilla en el Espacio Santa Clara.

La muestra cuenta con dos partes bien diferenciadas. La primera de ellas está formada por varios paneles que repasan la vida del músico. "Cuando cumplí nueve años mi padre me dijo: Hijo, ¿sabes leer y escribir? Hijo, ¿sabes, sumar, restar, multiplicar y dividir? Yo no te puedo seguir pagando la escuela. Quédate en casa, tendrás todo el día para tocar la guitarra y podrás llegar a ser alguien.", se puede leer en el primero de ellos. Y junto a las palabras del artista se aglutina un tesoro de recuerdos entre cuyos doblones se puede ver a un Paco con bigote o posando con un bonito vestido hasta los tobillos.

Es un relato de su muerte pero hacemos una apuesta clara por su eternidad Juan José Téllez, comisario

Juan José Téllez, el comisario de la exposición, hizo un recorrido por cada una de sus piezas en la inauguración de la muestra, este viernes. El periodista se detuvo en el panel de Luzía, el disco que Paco dedicó a su madre y en el que se escucha por primera vez al guitarrista cantando. Téllez miró hacia atrás con picardía y aprovechó la ausencia del rezagado hermano para contar a los atentos oyentes la opinión de Pepe, cantaor, sobre la voz de Paco. "Dice que cantaba como un rucho [burro] revoleao sobre el viento de Tarifa", comentó risueño el comisario.

La exhibición se completa con una colección de fotos del artista cedidas por su hijo Curro Sánchez, su segunda esposa, Gabriela Canseco y su hermano Pepe. El escenario soporta el poco peso de un jovencísimo Paco de Lucía, casi igual de grande que la guitarra que rasca con sus dedos, en una de las primeras instantáneas del músico. Conforme el ojo recorre las fotografías que componen esta segunda parte de la exposición, al guitarrista le van creciendo las patillas y la melena, hasta llegar a la última, donde el niño, convertido en veterano, descansa sobre una mecedora en Cancún. "Refleja los últimos días de Paco en su paraíso", comentó el comisario.

Pero no solo hay fotos en esta segunda parte. Cuatro vitrinas guardan en su vientre discos, libros y recortes de periódico de esta figura del flamenco. Las piezas estrella son una guitarra que la casa Yamaha personalizó para él y cinco premios entre los que destacan el Giraldillo de la Bienal y el Guitar Player de 1981. "No le gustaban los trofeos, a él le gustaba saberse sentido", apuntó su hermano con gesto amargo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Las manos de bronce de Paco abrazan todos los detalles más íntimos del artista que se esconden en esta muestra. La alegoría de un artista que en su mano derecha guardaba el virtuosismo y en la izquierda la sensibilidad, en palabras de Téllez. "Él decía que la mano izquierda piensa y la derecha ejecuta, lo que define lo que es la guitarra", agregó el comisario, que concluyó con semblante melancólico. "Es un relato de su muerte pero hacemos una apuesta clara por su eternidad", sentenció.

Más información
Grandes actuaciones
Escucha el último disco de Paco de Lucía
Un mago de la guitarra

Sobre la firma

Virginia López Enano

Trabaja en el equipo de Redes de EL PAÍS. Ha pasado por varias secciones del periódico, como la delegación de Sevilla, Nacional o El País Semanal, donde ha escrito temas de música y cultura. Es Licenciada en Historia y Graduada en Periodismo por la Universidad de Navarra y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS