El Ciutat de Cremona y las paradojas de la política educativa

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez apoya 'in situ' a los padres del colegio de Alaquàs

Pedro Sánchez y Ximo Puig con los directivos del AMPA del Cremona Mónica Gil y Javier Parrilla.
Pedro Sánchez y Ximo Puig con los directivos del AMPA del Cremona Mónica Gil y Javier Parrilla.mònica torres

“Existe la educación pública porque hay un compromiso de padres y profesores”, dijo ayer ante el colegio Ciutat de Cremona de Alaquàs el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. “Un compromiso que no existe en el Gobierno central y autonómico”. Con este gesto de apoyo del líder del principal partido español de la oposición, Sánchez argumentaba solo una de las posibles paradojas que este centro en barracones de Alaquàs representa en la política educativa.

No menos paradójico es que la coordinadora general del Partido Popular, Isabel Bonig, enviara ayer una carta a Sánchez para invitarle a visitar “los 622 centros educativos construidos por el Gobierno del PP en la Comunidad Valenciana en los últimos 20 años” y al mismo tiempo le criticara por visitar uno de ellos y utilizar “de nuevo las aulas y la educación para manipular, dividir y hacer política partidista”.

Es paradójico que un día y otro haya familias empeñadas en llevar a sus hijos a un barracón de este centro de enseñanza, mientras la Administración educativa insiste en derivarlos a centros de ladrillo convencionales. Ayer los padres de nueve niños de tres años que tienen hermanos mayores en centro volvieron a intentar recibir clases de maestros voluntarios en el centro, mientras la dirección y dos inspectores de educación allí presentes, por segundo día también, lo evitaban, esta vez con presencia de policía autonómica de paisano incluida.

Paradójico resulta también que padres, madres y la asociación que les representa (AMPA), argumenten que ese es el centro elegido para escolarizar a sus hijos, mientras la Administración educativa, que tiene la libertad de elección de centro por bandera y que aumenta los puntos por tener hermanos en un colegio en el proceso de admisión, suprima la única unidad de tres años que da acceso al centro a nuevos alumnos.

En la reunión que la directiva del AMPA mantuvo ayer con Pedro Sánchez y el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, éste se comprometió a “recuperar” esa unidad el próximo curso, en caso de que “los socialistas accedan al Gobierno de la Generalitat”.

También Escola Valenciana señalaba una paradoja al criticar que Educación “mantenga abierta para un alumno” una línea en castellano en el colegio Pare Català de Valencia mientras “cierra una unidad en valenciano que solicitaron 21 familias” en el Ciutat de Cremona.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50