Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Economía se compromete a saldar en dos años la deuda con la Universidad

La Junta debe 631 millones a los campus, un tercio menos que hace 12 meses

El Gobierno andaluz prorroga otro año más el modelo de financiación

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con los rectores de universidades andaluzas, en Sevilla. Ampliar foto
La presidenta de la Junta, Susana Díaz, con los rectores de universidades andaluzas, en Sevilla. EFE

Entre dos años y dos años y medio tardará el Gobierno andaluz en saldar la deuda millonaria que mantiene con las diez universidades andaluzas. El consejero de Economía, José Sánchez Maldonado, ha ofrecido este miércoles este plazo y ha resaltado que en el último año se ha conseguido reducir un 32% lo adeudado a los campus públicos.

En este momento, la deuda roza los 631 millones, 301 menos que hace un año. En el verano de 2013 se alcanzó el punto álgido, cuando se llegó hasta los 932 millones. El agujero creado era de tal envergadura que casi igualaba al presupuesto anual que el Ejecutivo autónomo transfiere a las diez universidades públicas, que este año asciende a 1.110 millones de euros. Las protestas de los rectores, que llevan desde 2012 quejándose, consiguieron arrancar un compromiso de pagos a la Junta, que ahora calcula que en dos años podrá tener en orden su situación con los campus. Adelaida de la Calle, rectora de la Universidad de Málaga, se ha mostrado agradecida por esta reducción. Sánchez Maldonado ha argumentado que se ha llegado a deber tanto porque no se han "hecho recortes" durante la crisis.

La bajada de 301 millones se ha logrado gracias a los pagos extraordinarios realizados por el Gobierno autónomo en los últimos 12 meses. También, gracias a los planes aprobados desde el Ministerio de Hacienda. Por un lado, el decreto de medidas urgentes contra la morosidad de las Administraciones permitió en otoño a los campus andaluces hacer frente a facturas pendientes con proveedores por valor de 100 millones. Además, en la última edición del Fondo de Liquidez Autonómica el ministerio admitió que las universidades estuvieran incluidas, con lo que se ha reducido en otros 20 millones lo adeudado a los campus.

La Consejería de Economía sitúa la deuda de la Junta con los campus en 630,9 millones a fecha 1 de septiembre. Supone 301 millones menos que hace un año.

La Universidad de Granada es a la que más se le debe: 156 millones, lo que supone un 24% de la deuda total de los campus andaluces. Le sigue la Universidad de Málaga (138,8 millones) y la de Sevilla (121 millones).

A la Universidad de Cádiz la Junta le adeuda 60,7 millones y a la de Jaén, 57. Los campus de Córdoba y Almería arrastran una deuda de 35 y 31 millones respectivamente.

La Junta debe a las universidades de Huelva y a la Pablo de Olavide, 14 y 1,6 millones. En el caso de la Universidad Internacional de Andalucía lo adeudado asciende a 13 millones.

La bola de nieve de la deuda se paró a partir de 2012, cuando el Gobierno autónomo aprobó un plan de ajuste que paralizó la construcción de infraestructuras científicas y generales. Esto ha permitido también que no aumentara lo adeudado y se haya ido enjugando.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, se ha reunido este miércoles en Sevilla con los rectores. En el encuentro se les ha comunicado que el sistema de financiación de las universidades volverá a prorrogarse un año más, con lo que estará también vigente en 2015. El modelo actual —que implica que las universidades reciban de la Junta el equivalente al 1,05% del PIB regional— data de 2007 y debía durar sólo hasta 2011. Pero año a año se ha prorrogado. Cuando se ideó, en una etapa expansiva, estaba pensado para que las universidades aumentaran su presupuesto cada ejercicio. Pero el impacto de la crisis ha provocado que lo destinado desde la Administración para la enseñanza superior haya menguado. Entre 2009 y 2012, por ejemplo, el PIB andaluz se redujo un 1,9%. Desde que comenzó la crisis, el presupuesto de los 10 campus ha caído un 16% (223 millones). Una parte importante de esa reducción se debe a la bajada del 5% del sueldo de los docentes (que supone unos 45 millones anuales). Díaz se ha comprometido a restituir en 2015 la paga extra a los funcionarios, y los rectores esperan que este paso también se refleje en el Presupuesto que ahora negocian PSOE e IU.

"El compromiso es que el año que viene recibamos al menos lo mismo que este", ha indicado este miércoles Antonio Ramírez de Arellano, rector de la Universidad de Sevilla. Otro de los problemas que arrastra la enseñanza superior es la congelación de las plantillas. Sánchez Maldonado ha confiado en que la tasa de reposición que impone el Gobierno central "no sea tan fuerte" como hasta ahora.