Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rock desembarca en la universidad

La Escuela Superior de Música Jam Session de Barcelona dará en septiembre el pistoletazo de salida a la primera facultad de esa música de España

Por primera vez en España el conservatorio y las escuelas de jazz dejarán de ser las únicas opciones dirigidas a estudiantes que quieran convertir la música en una profesión. De hecho, a partir del próximo mes de septiembre Barcelona albergará la primera carrera universitaria dedicada enteramente a todos los aspirantes a futuras estrellas del rock. Dentro de los 1.000 metros cuadrados de la Escuela Superior de Música Jam Session, un centro privado situado en la falda de Montjuïc, un máximo de 30 alumnos podrá cursar el primer grado universitario de Rock, Nuevas Tendencias y Músicas Urbanas por un total de 240 créditos de transferencia para el espacio europeo.

“Todos aquellos puristas que se preguntan cómo va a poderse aprender rock en la universidad, olvidan que se trata de la música clásica del siglo XX. El rock ya es algo histórico y social y justo por esto se puede estudiar, al igual que el romanticismo de Mozart y Beethoven”, asegura el director de la facultad y fundador de Jam Session, Luis Blanco. Confiesa que para él “no ha habido nada más rockero que presentarse ante la Generalitat de Cataluña con un proyecto universitario de rock y nuevas tendencias”.

30 alumnos podrán

cursar el primer grado universitario de Rock

“Durante 17 años montamos un sello discográfico, producimos discos, realizamos giras pero nos dábamos cuenta de que nos faltaba algo. Y estudiar y enseñar jazz —que era lo único que se podía impartir — no era ni lo nuestro ni lo de los alumnos”, precisa Blanco. Él, conjuntamente con el claustro de profesores del centro Jam Session, decidieron crear un verdadero programa de estudio pedagógico que cumpliera todas las normativas universitarias, para que una facultad de rock se convirtiera definitivamente en una posibilidad académica real, al igual que estudiar arquitectura, medicina, psicología u otras carreras. “Dimos forma a todas las ideas y después de seis años de madurar el proyecto hemos conseguido presentar una propuesta a la Generalitat y a la Agencia para la Cualificación del Sistema Universitario para que pasara todos los controles. Finalmente, hace tres semanas se publicó”, añade el creador de la escuela. Hasta ahora, el centro solo contemplaba el Rock School, el grado medio que surgió de un convenio que la escuela barcelonesa firmó con la Rock School de Londres. Ese grado suponía una habilitación profesional al que lo obtuviera pero no tenía validez universitaria.

Dentro y fuera de Europa las escuelas de rock no son una novedad. En Inglaterra y Estados Unidos, por ejemplo, este género de estudios ya es una realidad sólida. Sin embargo, se trata de un hecho inédito en España donde por primera vez los alumnos, mediante un auténtico grado universitario de cuatro años, podrán sacar el Título Superior de música moderna en el ámbito del Rock, Nuevas Tendencias y Músicas Urbanas. “Uno de los objetivos que tenemos en Jam Session es romper las normas y los clichés. Buscamos alumnos que nos superen en inquietud y pasión, que sepan denunciar el sistema y transmitir una idea que vaya más allá de todos los pequeños estándares que hoy en día el mundo, también el musical, pone”.

Un estilo musical

que devino en

fenómeno histórico,

social y filosófico

Los cuatro años del curso tienen una estructura muy definida. El primer año está dedicado a la historia de la música rock del siglo XX con particular atención a los movimientos sociales que se esconden detrás de cualquier género musical; el segundo, a mejorar el virtuosismo de los alumnos que “tienen que aprender a dominar afinadamente un instrumento”; el tercero, a investigar todas las nuevas tendencias musicales y de producción y, el cuarto, a un proyecto final de carrera. El objetivo es conseguir que el pasado y futuro de la música rock se encuentren y se complementan.

“El rock hoy en día está atravesando un momento histórico de transición y no sabemos cómo o a dónde ira a parar. Básicamente, parto de una mirada romántica de la música, aunque entiendo que los jóvenes van a ir más allá y se abrirán al futuro. Por tanto, no podemos dejar al margen los fenómenos actuales, como las redes sociales o las aplicaciones de los móviles”, asegura. El director de la escuela reivindica la necesidad de interpretar el rock no solo como el estilo musical más representativo de la segunda mitad del siglo pasado, sino también como una “actitud intelectual que puede cultivarse, un fenómeno histórico, social y sobre todo filosófico”.

Los futuros Mick Jagger, Janis Joplin y Frank Zappa tienen tiempo hasta el próximo 31 de agosto para inscribirse online: los cursos comenzarán el 15 de septiembre.