Más de 13.000 mayores de 65 años sufren algún tipo de maltrato en Euskadi

Una especialista de la Fundación Bizitzen señala daños psicológicos o físicos, abusos económicos o sexuales, y negligencias en los cuidados

Unos 13.000 casos de maltrato a mayores de 65 años han sido detectados en Euskadi, la mayoría en el ámbito familiar, aunque se estima que esta cifra es sólo "la punta del icerberg" de una realidad que se traduce en daños psicológicos o físicos, abusos económicos o sexuales, y negligencias en los cuidados. Virginia Lizarraga, de la Fundación Bizitzen, ha desgranado estos datos en una rueda de prensa en la que ha presentado un curso de verano de la Universidad del País Vasco (UPV), que dirige dedicado al trato dispensado a los mayores en la sociedad actual.

Lizarraga ha asegurado que estos malos tratos son muy diversos ya que pueden ser psicológicos a través de insultos o negligencias; físicos por medio de golpes o ataduras; económicos, sexuales o tratarse de negligencias en su atención diaria cuando no reciben la alimentación o medicación adecuada y sus cuidadores abusan, por ejemplo, de sedaciones o niegan fármacos.

Ha indicado que el trato inadecuado también puede producirse en residencias o centros de día e incluso ser ejercido por la propia administración cuando, por ejemplo, una trabajadora social tiene más en cuenta la opinión de la familia que la de la persona mayor. También existe, a su juicio, un "maltrato institucional" cuando "los plazos" para optar a una residencia o centro de día se alargan en exceso o la respuesta llega tras la muerte del demandante.

Tampoco se puede olvidar el uso de "sujeciones físicas y químicas" que, según ha comentado, ha sido "muy habitual" en ciertos centros ya que no había "protocolos claros" de actuación y, cuando hay un trastorno del comportamiento, parece "más fácil" suministrar una pastilla o inmovilizar al paciente.

Lizarraga ha señalado que son "muy pocas" las denuncias interpuestas por maltrato a mayores y que los 13.000 casos reconocidos en Euskadi fueron detectados a través de un estudio del Gobierno Vasco en el que se realizaron encuestas a personas mayores de 65 años. De esta manera, 8.000 casos fueron descubiertos por los propios encuestadores a través de las respuestas obtenidas o el ambiente familiar, mientras que 5.000 encuestados reconocieron que sufrían algún maltrato. Lizarraga ha subrayado la necesidad de que la sociedad se conciencie de que las personas tiene los mismos derechos independientemente de su edad y que pueden tener capacidad de ser autónomas y decidir hasta el final de su vida.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS