Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Red Eléctrica acaba la construcción de la polémica MAT de Girona

La MAT se pondrá en servicio en septiembre y en 2015 la interconexión con Francia

La MAT entre Palol de Revardit y Medinyà, en Girona. Ampliar foto
La MAT entre Palol de Revardit y Medinyà, en Girona.

Casi veinte años después de iniciarse los trabajos, la línea de 400 kilovoltios (muy alta tensión, MAT) entre Santa Llogaia y Bescanó ya está prácticamente finalizada. "Apenas faltan sacar cosas de la línea para ponerla en funcionamiento", señala un portavoz de Inelfe, la compañía franco-española encargada de efectuar los trabajos de interconexión eléctrica entre ambos países. La línea de alta tensión, de 44 kilómetros de longitud, se pondrá finalmente en marcha en septiembre y servirá en una primera fase para dar cobertura eléctrica al tren de alta velocidad a su paso por las comarcas de Girona y reforzar la cobertura de Figueres.

Es el primer paso de la puesta en marcha de una polémica infraestructura que, desde sus orígenes, tenía que garantizar el suministro a Girona y, sobre todo, asegurar el intercambio de electricidad entre España y Francia. Esta segunda etapa, si no se demora, estará lista en mayo del próximo año. Inelfe, una sociedad conjunta entre Red Eléctrica Española y su homóloga gala Réseau Transport d'Électricité, asegura que solo falta pasar el cable que permitirá la interconexión y que a partir de ahí se iniciarán las pruebas. "No estará oficialmente en servicio hasta mayo porque se trata de una infraestructura eléctrica única en el mundo y se requiere una fase de pruebas prolongada", señala el portavoz. Los 64,5 kilómetros entre Santa Llogaia i Baixàs (Fancia) de los que consta la interconexión están soterrados. Un túnel de 8,5 kilómetros abre paso a la línea a través de un túnel que cruza el macizo de la Albera. A la red se suman dos estaciones transformadoras para que electricidad pueda circular en corriente continua y así minimizar las pérdidas de energía. Con la interconexión en marcha, Girona se garantizaría dos puntos de entrada de electricidad.

Una vez en marcha quedará pendiente la construcción de dos subestaciones eléctricas, un ramal de Santa Coloma de Farners —la Generalitat ha encargado un estudio para asegurarse de que es necesario— y retirar dos líneas actuales, la que discurre entre Vic y Juià y la que va desde Santa Llogaia y Figueres.

La construcción de la MAT ha sido difícil. A la complejidad de poner de acuerdo a las administraciones se le sumaron las quejas de los municipios afectados y las plataformas antiMAT. Desde Enelfe celebran que se ha conseguido un gran consenso, al lograr que el 98,7% de los 411 propietarios de fincas por las que pasaba la línea hayan firmado el acuerdo. "Han firmado porque les han ofrecido una buena indemnización", explica Francesc Xavier Quer, presidente de la Asociación de Municipios contra la MAT, quien critica que al final el proyecto no ha respetado las demandas del territorio y supone "una afectación ambiental, paisajística y sobre el patrimonio particular afectado por el trazado".

Quer lamenta que la presión popular no haya servido de nada y se queja, por ejemplo de su caso: "Yo estoy en Banyoles, a 40 kilómetros, y veo perfectamente las torres desde aquí".