Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP evita que Orihuela exponga públicamente su plan urbanístico

El rechazo retardará la puesta en marcha PGOU hasta el 2016, según Los Verdes y el PSPV

Los votos del Partido Popular y los liberales del CLR de Orihuela (Alicante) hicieron ayer que el pleno municipal rechazara sacar a exposición pública la primera versión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad como quería el equipo de gobierno de Los Verdes y PSPV.

 Sus siete votos no han podido con los 11 del PP y los dos de los liberales. La urgencia del Gobierno municipal era la de aprobar la labor realizada por los técnicos de Urbanismo durante tres años y evitar así perder más de año en acoplar el plan local a la Ley de Ordenación Territorial, Urbana y Paisajística (LOTUP), que entrará en vigor el próximo 20 de agosto.

“Se han tirado a la papelera tres años de trabajo”, dijo a la salida del pleno el alcalde en funciones y concejal de Urbanismo, Antonio Zapata. El rechazo, según el socialista, coloca a la ciudad ante la posibilidad de no contar con un PGOU “hasta 2016”.

La intención de verdes y socialistas de Orihuela, un municipio con unas 15.000 viviendas ilegales, era la de exponer al público el plan durante tres meses y no uno, como es preceptivo por ley y conseguir un plan “más transparente y participativo”, explicó Zapata. El actual plan, continuó el político, “pone en el mapa por primera vez pedanías que ni siquiera aparecen en el anterior” y su rechazo “supone que no haya suelo industrial, ni ciudad deportiva, ni que se pueda resolver la cuestión de las viviendas ilegales que hay todo el término municipal”, así como la ampliación de parajes ecológicos y del suelo terciario para negocios hoteleros.

La negativa liberal

El PP y CLR criticaron “las prisas” de Zapata por sacar la vista previa del PGOU cuando, según Mónica Lorente, estaba listo el pasado 12 de mayo. Lorente, última alcaldesa del PP, señaló que la LOTUP, que entrará en vigor el próximo día 20, es “más fácil, ágil, transparente, cuenta con mayor seguridad jurídica y da más autonomía a los ayuntamientos”.

Pedro Mancebo, del CLR, censuró que el plan mantenga la construcción de “más de 24.000 viviendas en la costa”, a lo que Zapata respondió que su edificación está prevista para “dentro de 20 o 30 años” y observó que el PP, que gobernó entre 1987 y 2011, llegó a aprobar en solo una década la construcción de 32.000 viviendas en la misma zona.