“Siento que me echaron del metro”

El transporte público pierde en Madrid casi dos millones de usuarios en un año Es la Comunidad española en la que más ha caído el uso de autobuses

Una mujer observa un tren de metro al entrar en la estación.
Una mujer observa un tren de metro al entrar en la estación.ULY MARTÍN

El transporte público perdió casi dos millones de viajeros en junio en Madrid. Los usuarios de Metro y de los autobuses de la Empresa Municipal del Transporte (EMT) cayeron un 2,2% y un 2,4% respectivamente en relación al mismo mes de 2013, lo que convierte a la capital en la ciudad donde más ha descendido la demanda del transporte urbano, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística.

Los autobuses de la capital, que acumulan una caída del 0,1% en lo que va de año, registraron en junio 34 millones de viajeros. La Comunidad copa todos los récords negativos y es también la región que más viajeros perdió, un 3,2%, en su red de autobuses urbanos, los que dan servicio dentro de los municipios. El metro no sale mejor parado. Al igual que la EMT, registró su peor junio de los últimos tres años, con 46,2 millones de viajeros, un 2,2% menos que el mismo mes del año anterior, cuando se registraron 47,3 millones de usuarios. Los datos para la empresa del suburbano no son, sin embargo, "muy negativos", según apuntó una portavoz. "La caída ha sido menor que en años anteriores, por lo que estamos recuperando usuarios".

Los sindicatos achacan la caída a los recortes presupuestarios

"Siento que me echaron del metro". Fernando Cuevas, trabajador social de 52 años, es uno de los 5,7 millones de viajeros que han dejado de utilizar el metro en los últimos tres años. Decidió cambiarse al autobús después de que le cerraran las bocas más cercanas a su trabajo, en Guzmán el Bueno, y a su casa, en Antón Martín. Ocho minutos más de trayecto cada día, que se sumaron a una menor frecuencia de los trenes. "Antes tenía unos 20 minutos de trayecto, luego pasaron a ser 40".

"Si puedo evitarlo lo hago, intento cogerlo lo menos posible, sin transbordos o incluso me bajo antes", asegura Juan Cruz Bartolomé, otro de los usuarios de la red. Las esperas más largas entre tren y tren son una constante en las quejas de sindicatos y usuarios. Según el suburbano, la culpa es de las obras y del verano. Metro achaca la pérdida de viajeros en junio al comienzo de las vacaciones, "que siempre conlleva un descenso de la demanda", y a las tareas de mantenimiento que este verano afectan a cinco líneas. Entre julio y octubre, la empresa programó el cierre de 24 estaciones para acondicionar 34 kilómetros, el 10% de la red, con una inversión de 26 millones de euros, el mayor gasto en mantenimiento de la última década.

Más información
La UE critica que la ampliación de la línea 11 del Metro esté infrautilizada
Metro cierra 24 estaciones por obras
Madrid congela las tarifas de metro y autobús después de años de escalada
Metro incluye en sus cuentas la rebaja de plantilla del convenio

Para los sindicatos, la caída continuada en la demanda es fruto de los recortes en el transporte público. "Hay menos trenes, menos personal que deja sin cubrir estaciones y menos inversión en mantenimiento", apuntó Teodoro Piñuelas, responsable de UGT en el suburbano. A pesar de que la caída es sensiblemente menor que el descenso del 9% de los viajeros que el metro registró en junio del año pasado, Piñuelas augura que la sangría de viajeros no "tocará fondo", al menos, hasta fin de año. "Y entonces seguiremos arrastrándonos en el fondo, hasta que se acuerde un plan de choque".

Los datos de junio confirman que el repunte en la demanda que experimentó el metro en marzo, con 12% más de usuarios, fue un espejismo, según Ignacio Arribas, de CC OO: "Entonces sacaron más trenes porque había unas elecciones en el horizonte que en junio ya pasaron". Arribas considera que la bajada de usuarios no está ligada al sucesivo aumento del precio del transporte público.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS