Oyarzábal usa el ‘caso Pujol’ para sembrar dudas sobre la financiación del PNV

Pone bajo sospecha al partido tras el "caso De Miguel" y por tener 200 sedes "frente a nosotros que tenemos tres"

El PP quiere vasquizar el caso Pujol.Algunos de sus miembros están aprovechando la confesión del expresidente de la Generalitat sobre su fortuna en paraísos fiscales para sembrar de dudas la procedencia y el uso de la capacidad financiera del PNV.

El parlamentario popular Iñaki Oyarzábal aseguró ayer en Vitoria que el hecho de que no disponga de pruebas concretas sobre un posible caso de financiación ilegal del PNV no significa que no le resulte sospechoso que este partido disponga de 200 sedes y batzokis repartidos por el territorio vasco y jamás haya explicado cómo han logrado semejante despliegue.

En una comparecencia de prensa en la capital alavesa, pidió al PNV que “explique” de forma pública y transparente la procedencia del dinero que ha necesitado para comprar todos esos inmuebles.

La declaración de Oyarzábal se produce unas horas después de que la secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, disparas con ese mismo tipo de munición. El pasado fin de semana afirmó que en el País Vasco podría existir algún caso similar al del expresidente de la Generalitat, que ha reconocido que durante 34 años ha tenido dinero sin regularizar en el extranjero.

En referencia a CiU y al PNV, Llanos explicó que añadió que “sistemas en los que hay un partido que gobierna y que, además, cree que solo él puede gobernar siempre” pueden dar lugar a que haya formaciones que piensa que tienen “el derecho y la legitimidad de hacer lo que le da la gana y de convertir las instituciones en sus cortijos”.

Oyarzábal reconoció que no tiene datos de casos similares al de Pujol ya que de lo contrario lo denunciaría, pero a renglón seguido explicó que el despliegue de sedes “cuesta cuentos de millones de euros”. “Nosotros tenemos tres sedes; el PNV 200. Hombre, igual no tienen el dinero en Suiza, pero tendrían que explicar de dónde ha salido el dinero para que un partido con la cobertura de tres territorios pequeños acabe teniendo tanto patrimonio”, se preguntó.

Oyarzábal recordó los casos como los de Hiriko y Epsilón, investigados tanto en el Parlamento vasco como en los tribunales, así como el caso De Miguel, la presunta trama de corrupción y comisiones ilegales en la que están imputados una veintena de exdirigentes y exmilitantes peneuvistas, que aún investiga un juzgado de Vitoria.

“El caso De Miguel ha afectado a una buena parte de la dirección del PNV alavés. Están bajo sospecha, muchos de ellos imputados en un caso de corrupción que afecta a la financiación ilegal del partido”, remató.

Sobre la firma

Pedro Gorospe

Corresponsal en el País Vasco cubre la actualidad política, social y económica. Licenciado en Ciencias de la Información por la UPV-EHU, perteneció a las redacciones de la nueva Gaceta del Norte, Deia, Gaur Express y como productor la televisión pública vasca EITB antes de llegar a EL PAÍS. Es autor del libro El inconformismo de Koldo Saratxaga.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS