Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Quincena Musical convertirá San Sebastián en un gran auditorio

El festival más antiguo de España, que cumple este verano 75 años, presenta la jornada inaugural de la cita

Dos personas transportan este miércoles el cartel de la 75 edición de la Quincena Musical.
Dos personas transportan este miércoles el cartel de la 75 edición de la Quincena Musical.

La Quincena Musical de San Sebastián arrancará el próximo viernes su 75 edición con "una gran fiesta musical" que incluirá 17 conciertos con los que el festival donostiarra, el más antiguo de los que se celebran en España, aspira a convertir la ciudad en un "gran auditorio". El director adjunto de la Quincena, José Antonio Echenique, ha sido el encargado de presentar hoy la jornada inaugural de esta 75 edición en una rueda de prensa en la capital donostiarra, en la que ha comparecido junto a algunos de los músicos que protagonizarán los 17 recitales programados en distintos barrios de la capital.

Echenique ha dicho que el objetivo es "convertir San Sebastián en un gran auditorio" en que resonará una sinfonía que tendrá distintos "movimientos", tantos como recitales, y que se prolongará durante "doce horas". La jornada acogerá además el primero de los conciertos del Palacio Kursaal, protagonizado por la Orquesta Nacional del Capitolio de Toulouse, el Orfeón Donostiarra y el Orfeoi Txiki, que interpretarán La Condenación de Fausto, de Héctor Berlioz, en lo que, según Echenique, promete ser un "gran" recital.

Las 16 audiciones restantes, que aúnan desde danza y música coral a percusión y pirotecnia, serán gratuitas y culminarán a las 22.30, en las terrazas del Kursaal, con el espectáculo de Xarxa Teatre Veles e vents, que muestra a los espectadores un mar idílico, pero también apocalíptico, a través de un montaje lleno de intensidad que combina música, juegos de luces y pirotecnia, y en el que interviene un amplio elenco de actores y bailarines.

Éste será el plato fuerte de una jornada inaugural, cuyas primeras notas correrán a cargo de Perküten Dúo, formación creada por Musikene, que ofrecerá un programa heterogéneo, en el que acercará al público instrumentos de percusión como la marimba, la caja o el vibráfono a partir de las 12.00 en la plaza Sagastieder y a las 19.00 en la calle Urdaneta.

El resto de conciertos se celebrarán por la tarde, cuando los ciudadanos podrán escuchar en Cristina Enea, primero, y en la Plaza de Gipuzkoa, después, aunque con dos programas distintos, a la joven formación nacida en Musikene, Metaleak Brass o disfrutar con la audición que ofrecerán en la plaza Zuloaga los menores que han tomando parte en las colonias musicales Musika bai!, organizadas por el pianista Xabier Lizaso.

Un recital de canto en la Iglesia de San Ignacio a cargo de los alumnos del curso de técnica vocal impartido por Ana Luisa Chova, una audición de la soprano Teresa Albero, acompañada por el pianista Erik García, en el Palacio de Aiete y la actuación de la agrupación vocal Donosti Ereski Abesbatza integran también el programa del primer día de la 75 Quincena Musical.

La danza estará presente en la terraza del Ayuntamiento, donde Dantzaz Konpainia ofrecerá su propuesta Secuencias y también en el claustro del Museo San Telmo de la mano del músico Juan Mari Beltrán, que presentará un espectáculo de ritmo, músicas y danzas, hilvanado por textos del poeta Andoni Salamero. La sede de San Sebastián 2016 se convertirá en el escenario de la audición que ofrecerá el coro Landarbaso, mientras que en la terraza del Náutico sonarán piezas de Frédéric Chopin, interpretadas al piano por Arkaitz Mendoza.

Además, dentro del apartado Quincena Solidaria, el próximo viernes, el coro Voce Vivace y la formación Arte Giove llevarán su música a la residencia de ancianos Alai-Etxe y Miramón, respectivamente, mientras que Araoz Gazte Abesbatza representará en el Hospital Donostia el cuento Tic-Tac.

Esta ambiciosa jornada servirá de punto de partida para una 75 edición que, según sus responsables, cuenta con una programación "redonda" artísticamente, en la que se apuesta además por una "gran producción" de La Bohéme, del Palau de les Arts de Valencia. Para conmemorar su 75 aniversario la Quincena Musical cuenta a también con un pincho conmemorativo, que será ofrecido por el restaurante Ni Neu durante el mes de agosto, elaborado a base de "txangurro a la donostiarra", aunque con "un aire de perejil".