Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El nuevo ERE de Morón levanta un polvorín

La empresa que gestiona la base estadounidense ha anunciado más despidos

El anuncio de más despidos por parte de Vinnell-Brown & Root Spain, la empresa que gestiona los servicios civiles de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) para EE UU, ha provocado un rechazo unánime por parte de la Junta y el Ayuntamiento de la localidad. El número de trabajadores despedidos aún es desconocido, pero el expediente es el tercero que sufren los empleados de esta firma en apenas cuatro años. La primera intención de la firma, recurrida ante los tribunales, era prescindir de 286 de los 594 empleos de su plantilla.

Ante el nuevo despido colectivo, ayer la Junta exigió al Gobierno central que se implique con Morón para cumplir con los trabajadores. El consejero de la Presidencia, Manuel Jiménez, lamentó que el Ministerio de Defensa “no haya actuado a tiempo” en el conflicto laboral de los trabajadores españoles de la base aérea. Defensa se reunió con los empleados hace dos semanas, y ayer el Gobierno andaluz le pidió al Ministerio que se reúna cuanto antes con los alcaldes de los municipios afectados por los recortes, “a los que no invitó a dicho encuentro”.

Es el tercer expediente de la compañía en apenas cuatro años

El Ejecutivo asegura que Defensa ya conocía la intención de la compañía, ya que se la había comunicado a los trabajadores en una reunión previa y estos se lo comunicaron a la Junta. Tras el encuentro, la Junta informó a Defensa de la preocupación por la situación laboral de estos empleados, aunque no obtuvo respuesta. El consejero dirigió otra carta al embajador de Estados Unidos en España, James Costos, para informarle de que esperaba que mediara para acabar con la “incertidumbre” que sufren los trabajadores.

Mientras, el Ministerio de Defensa expresó su preocupación por el futuro de los trabajadores. “El Ministerio lamenta que de nuevo la compañía incie un nuevo ERE después del que puso en marcha en 2010”. El Gobierno alegó la “imposibilidad” que sufre para intervenir en las decisiones de una empresa privada “sobre la que no tiene competencias”.

Por su parte, el alcalde de Morón, Juan Manuel Rodríguez, mostró su “total rechazo” a los nuevos despidos planteados por la empresa. “Desde el Ayuntamiento de Morón, y en nombre de nuestro pueblo, rechazamos enérgicamente este nuevo ERE planteado contra los trabajadores españoles de la base”. El regidor calificó el anuncio como “un golpe muy duro”.

“Los trabajadores siguen peleando por sus derechos tras el ERE del año pasado. No tiene ningún sentido que se siga despidiendo a los trabajadores de la base cuando de forma paralela se está incrementando la carga de trabajo, esto es insostenible en cualquier sitio del mundo”.

Rodríguez subrayó cómo la cesión de un espacio soberano para un país extranjero siempre debe estar condicionada a la creación de empleo y actividad económica “de forma irreversible”.

La empresa planteó un ERE en 2010 para 286 de sus 594 empleados, decisión recurrida en los tribunales pero que no se frenó, y en 2013 planteó otros 66 despidos, pese a que EE UU desplegó 500 infantes de marina y ocho aeronaves en la base de Morón. La empresa comunicará al comité de empresa la nueva cifra de despidos el próximo 5 de agosto, según la documentación relativa al ERE. “No paramos. Llevamos demasiado tiempo de conflictividad”, subrayó ayer el presidente del comité, Javier Domínguez.

Más información