Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JOSÉ ÁNGEL VÁZQUEZ BARQUERO / PORTAVOZ DEL GOBIERNO DE OURENSE

“Hay una estrategia para acosarnos y desestabilizarnos”

A Vázquez Barquero le parece “mucha coincidencia” la presencia de un promotor inmobiliario en varias denuncias

El portavoz del gobierno ourensano, en el salón de plenos.
El portavoz del gobierno ourensano, en el salón de plenos.

Es directo y hábil en la comunicación. Llegó a la política procedente de la universidad para ser director general municipal y siete años después, aparece en todas las quinielas de alcaldables. Y es que en un Ayuntamiento cercado por las imputaciones judiciales, él permanece impoluto. José Ángel Vázquez Barquero (Ourense, 1960), concejal y portavoz del gobierno ourensano, defiende la honorabilidad de sus compañeros y asegura que hay intereses en contra del ejecutivo local.

Pregunta. ¿Por qué hay una docena de causas contra el gobierno? ¿Se sienten acosados?

Respuesta. Hay una estrategia de acosar y desestabilizar al gobierno. Lo vemos en los plenos donde es muy difícil entenderse con la oposición en temas importantes para la ciudad y siempre obtenemos el no. En lo político hay una campaña de desestabilización.

P. Pero esas denuncias tienen orígenes diversos: oposición, empresarios o sindicatos.

R. Es un gobierno que se intenta desestabilizar desde diferentes frentes que no están de acuerdo. Unos van por libre, otros cooperan, pero cada acción tiene su por qué, independientemente de que todas llegan al mismo punto.

P. ¿Hay intereses empresariales? Lo han afirmado en más de una ocasión.

R. Me ciño a los hechos y los hechos son que hay un promotor inmobiliario que está en todas las causas, algunas de ellas ajenas a él. Suena a mucha coincidencia.

P. Usted no está imputado. ¿Comparte las críticas de su compañera, Áurea Soto, que denuncia trato desigual de jueces y fiscales?

R. No estoy imputado, de momento [Sonríe]. Cuando jugaba al fútbol no hablaba de los árbitros y cuando estoy en política, no hablo de los jueces.

P. Soto llegó a acusar a los jueces de instrucción de “quebrar el Estado de derecho”. El alcalde dijo: “No solo pondría la mano en el fuego por Áurea Soto sino que me tiraría al infierno por ella e incluso me responsabilizaría con ella de lo que pase en este juicio”. ¿Podría usted la mano en el fuego por alguno de los imputados?

R. En los temas de urbanismo pongo la mano en el fuego por Áurea y en los de gestión pública, la pongo por el alcalde.

P. La oposición les acusa de ocultar al pleno la sentencia que tumbó 41 puestos a dedo. ¿Por qué tardaron 15 días en enterarse de la sentencia?

R. No tiene lógica que la hubiésemos ocultado porque no ganaríamos nada y no se hubiese generado este clima. Es de sentido común.

P. Pero una letrada consistorial asegura en un escrito que el cuatro de julio, al día siguiente de la notificación del fallo, informó a la concejalía de Personal.

R. En recursos humanos se entendió, y yo también lo entiendo así, que la resolución no afecta al trámite presupuestario porque la Relación de Puestos de Trabajo no es un documento presupuestario. La sentencia ni está ni estará en el expediente.

P. Y con ese fallo judicial caliente, ¿Por qué tanta prisa para aprobar los presupuestos en una Junta de Gobierno urgente con advertencias y reparos del asesor jurídico y el interventor?

R. Hay cosas que se pueden demorar, pero no demorar indefinidamente. El interventor hizo sus reflexiones.

P. Pero usted mismo ha dicho en público que hay que hacer caso a los técnicos…

R. Sí, pero eso es una norma general, no una verdad universal. A veces hay discrepancias o informes contradictorios. El interventor puede tener un punto de vista y yo otro. Fíjate si hay diferentes interpretaciones que los señores del Supremo, que son los que más saben de leyes, sacan sentencias contradictorias.

P. Siendo legal, ¿le parece correcto que en la provincia de los enchufes del clan Baltar denunciados por su partido, el alcalde socialista de la ciudad contrate a su hija a dedo en el Ayuntamiento?

R. Es una decisión del alcalde. Ya venía trabajando aquí y a ella se la contrató por su valía para un puesto de confianza cuando Agustín era concejal de Hacienda. ¿Hay que despedirla entonces porque su padre llegó a la alcaldía? Es una decisión que el alcalde sopesó y en ese sentido yo acepto la decisión.

P. Pero sabe que generó críticas dentro del partido porque no parece estético.

R. La decisión se tomó en clave de legalidad y de competencia de la persona.

P. ¿Va a ser candidato a la alcaldía?

R. Ese tema no toca.

P. En poco más de un mes, el PSOE va a primarias para las municipales…

R. Eso es septiembre y, en principio, no me postulo a nada.

P. Si el juez del caso Bedoya abre juicio oral tras el verano, deberían dimitir el alcalde y las dos tenientes. ¿Aceptaría ser alcalde por accidente?

R. No me gusta la política ficción y como no sé lo que va a pasar, descarto ese escenario.