Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Societat Civil reduce a la mitad los participantes en la cadena humana

La entidad cuenta casi 800.000 manifestantes, por los 1,6 millones que dijo la Generalitat

La vía catalana, a su paso por Las Ramblas de Barcelona
La vía catalana, a su paso por Las Ramblas de Barcelona

La habitual guerra de cifras en la manifestaciones ha llevado a Societat Civil Catalana, entidad que defiende que Cataluña debe seguir en España, a contar uno a uno los manifestantes que participaron en la cadena humana por la independencia que cruzó Cataluña el pasado 11 de septiembre. El resultado arroja que, según el recuento, participaron 793.683 personas, la mitad de los 1,6 millones que dio la Generalitat como cifra oficial, que también dio por válida la entidad organizadora, Asamblea Nacional Catalana.

Un grupo de veinte personas han estado contando desde abril la manifestación, desde que la ANC publicó la gigafoto, en la que se formó una imagen completa de la vía catalana con 107.038 fotografías montadas. Este grupo de ciudadanos contaron una a una las personas de cada imagen, y tras contactar con Societat Civil Catalana, el profesor de Estadística e Investigación Operativa de de la Universidad de Barcelona Josep Maria Oller supervisó el cierre del estudio, que validó el recuento comprobando tramos al azar. Oller concluyó que el conteo puede tener un margen de error del 2%, por lo que valida un redondeo de hasta 800.000 manifestantes. 

Societat Civil Catalana quiere que la Generalitat contraste ahora el método por el que concluyó que había 1,6 millones de personas y dé las explicaciones pertinentes. La entidad considera que el Gobierno catalán también infló las cifras de la manifestación independentista del 11 de septiembre de 2012 (1,5 millones) y la del 10 de julio de 2010, organizada tras la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, en la que se llegó a los 1,2 millones. "Debemos negar rotundamente las cifras desorbitadas que tanto el Gobierno de la Generalitat como los organizaciones políticas afines han utilizado", ha proclamado Juan Arza, vocal de Societat Civil Catalana, que denuncia el uso político que se dio de la protesta: "Han utilizado estas cifras para el proceso soberanista, asegurando que hay un mandato popular para que sigan adelante". Según Arza, pese a que en todas las manifestaciones se exagera la cifra de participantes, detrás del recuento de la Vía Catalana había un interés político: "Se ha hecho de una manera deliberada, premeditada. Esta cifra ya estaba prevista".

Más allá del margen de error, el recuento no incluye a las personas que participaron en la Vía Catalana y no salían en la gigafoto: la imagen era precisa para los tramos menos concurridos, pero era incapaz de mostrar todos los manifestantes en las zonas en las que la protesta se desdobló en varias filas, como en Barcelona. Societat Civil Catalana ha matizado que, pese a que su recuento reduce a la mitad la cifra oficial, la movilización fue, de todas formas, fue multitudinaria: "Fue un indiscutible éxito de organización, no negamos su importancia", ha dicho Arza, que ha querido mostrar su respeto por los manifestantes. El vocal de Societat Civil Catalana ha reconocido que la capacidad de movilización de los independentistas es mayor de la que tienen los partidarios de la unidad de España, cuyo máximo hito ha sido reunir a miles de personas en la plaza de Cataluña. "Ahora mismo no tenemos esta capacidad de movilización, ni mucho menos. Hay personas que se oponen a la independencia que no se quieren visibilizar porque tienen miedo a las consecuencias"; ha cerrado Arza.