Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Parte de IU, contra la fusión con más partidos para mantener su identidad

Un sector de la formación en Madrid reivindica la labor del partido desde hace años frente a Podemos o Equo

Somos IU, un “espacio de reflexión” formado por responsables de Izquierda Unida en Madrid próximos al coordinador regional, Eddy Sánchez, es reacio a la convergencia con Podemos y otros partidos políticos de origen reciente, como Equo. La unión de estas fuerzas de izquierda —dentro de la formación que encabeza Cayo Lara hay quienes defienden renunciar incluso a las siglas IU— no tiene un apoyo unitario en Madrid. El diputado Alberto Garzón, uno de los principales activos de futuro de la organización, no esconde sus simpatías por Podemos, partido que sumó 1,2 millones de votos en las pasadas elecciones europeas. Podemos se estrenó con cinco eurodiputados. En Madrid fue la tercera opción más votada con 249.559 papeletas (11,28%), frente a los 233.586 de UPyD (10,56%) y los 232.492 de IU (10,51%).

Tras los comicios europeos, en los que IU multiplicó por tres sus votos y escaños, pero quedó por detrás de Podemos, distintos sectores de la organización manifestaron su deseo de “converger” argumentando que las ideas son más importantes que las siglas. El sector contrario a potenciar la unificación con el partido de Pablo Iglesias defiende “la vigencia” del proyecto de Izquierda Unida, “un proyecto de largo recorrido cuya existencia no puede ni debe someterse a exámenes de temporada”. Y se plantan: “Las siglas no son negociables”, mantienen.

Frente a los partidarios de fusionarse con las formaciones de izquierdas nacientes, Somos IU no comparte “la impugnación estructural del sistema de partidos” realizado por “distintas voces alternativas”. Y carga contra Podemos al afirmar que la democracia “no es compatible con aventuras populistas que niegan las fuerzas políticas actuales, como si las que aspiran legítimamente a relevarlas fueran congregaciones marianas”.

En Madrid, Somos IU entiende que Izquierda Unida “no puede hacer política con la agenda de otros” y apuesta en contraposición por un partido fuerte. “Estamos persuadidos de que la convergencia de ideas y programas para hacer más visible e influyente a la izquierda transformadora, dependerá en buena medida de que Izquierda Unida sea cada día más fuerte y esté explícitamente comprometida con la movilización social y la iniciativa política e institucional”, consideran. IU se reivindica como la única fuerza organizada de la izquierda.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram