Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectadas irregularidades en casi todas las cuentas del Fórum 2004

La Sindicatura de Cuentas denuncia retribuciones no justificadas a los directivos

Diez años después del evento, la Sindicatura de Cuentas presentó ayer el informe sobre los números del Fórum de las Culturas 2004 y las conclusiones son que hubo irregularidades en la contratación de los trabajadores, en los convenios con los patrocinadores y en la retribución de los directivos. En el Fórum de las Culturas participaron a parte iguales las tres administraciones públicas: el Ayuntamiento de Barcelona, la Generalitat de Cataluña y la Administración General del Estado.

El informe de la Sindicatura de Cuentas —impulsado por una resolución del Parlament— denuncia que el evento sufrió una “falta de planificación de las necesidades reales” y que el coste final fue de 240 millones de euros, aportados por las administraciones públicas cuando las previsiones iniciales calculaban 215 millones. Otro ejemplo de la falta de planificación fueron los ingresos por ventas de entrada: las previsiones contaban con 61,9 millones de euros y solo ingresaron 26,6 millones. El error de cálculo se debe a que la afluencia de visitantes fue inferior a la prevista: de los cinco millones esperados, solo fueron 3,3. Por si fuera poco, los autores del informe denuncian que “sobre este punto no se ha obtenido información que detalle el número de entradas vendidas y los descuentos otorgados”. Hubo otros errores que encarecieron el evento, como la normativa, ya que inicialmente no se permitía entrar con comida al recinto pero se levantó la prohibición y los organizadores tuvieron que indemnizar a las empresas de restauración contratadas.

Patrocinio y sueldos

Las irregularidades en las cuentas afectan a la mayoría de partidas. La contratación de los trabajadores se hizo a través de empresas de trabajo temporal (ETT) algo que “contravenía la normativa vigente”, según recuerda el informe. “La selección de los patrocinadores del evento no se ajustó al procedimiento público establecido por la normativa y, en algunos casos, se les otorgaron ciertos privilegios” continua la sindicatura. Las irregularidades también afectan a las retribuciones de los directivos: “Se produjeron incumplimientos de la legislación aplicable en cuanto a incrementos retributivos”, dice el informe.

La Sindicatura de Cuentas es el órgano fiscalizador externo de la gestión económica de los entes públicos catalanes.

Más información