Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE se enzarzan por los actos institucionales de Blas Infante

Los populares acusan a Susana Díaz de "ansias de protagonismo" por intervenir en el acto

Carlos Rojas, portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía. Ampliar foto
Carlos Rojas, portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía.

El anuncio de que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, participará en el homenaje a Blas Infante, que este sábado recordará en el Parlamento el nacimiento del llamado padre de la patria andaluza, ha provocado una agria respuesta del Partido Popular. “Es un gesto inédito y perjudicial con el que demuestra un autoritarismo que imita al régimen bolivariano y pretende tratarnos a todos como sus súbditos”, afirmó el portavoz parlamentario del PP, Carlos Rojas, ayer en Sevilla. Según Rojas, en este acto, desde que se celebra, solo han intervenido los portavoces parlamentarios, la hija de Blas Infante y lo ha cerrado el presidente de la Cámara.

En su opinión, a la presidenta “se le ha subido el cargo a la cabeza y ha cometido un error de bulto, por cuanto rompe el consenso institucional que siempre ha existido, realizando una intromisión sin precedentes en un acto exclusivo del Parlamento y no del Gobierno”, afirmó, para después añadir que la presidenta tiene “ansias de protagonismo”.

El PSOE no tardó en reaccionar y su portavoz parlamentario, Mario Jiménez, acusó este jueves al PP de pretender “ensuciar y alterar” el normal desarrollo del homenaje a Blas Infante. Para Jiménez, estas críticas reflejan “la situación de pérdida de rumbo y de desconcierto general que existe en ese partido desde la llegada de su nuevo líder, Moreno”. Para el portavoz socialista, la intervención de la presidenta es un “gesto que busca el reconocimiento de la máxima autoridad de la comunidad a la figura de Blas Infante” y la postura del PP sólo busca “enturbiar” el homenaje.

El Partido Popular cusa a la Junta de “tumbarse al sol” a esperar a que Rajoy solucione el paro

Por otra parte, el portavoz del PP andaluz y presidente de la Diputación de Málaga, Elías Bendodo, desgranó ayer las razones por las que, a su juicio, Andalucía no crea empleo al mismo ritmo que el resto de España. El fraude de los ERE, el de los cursos de formación y el de las supuestas facturas falsas de UGT, casos que salpican a la Junta, “son un lastre demasiado pesado” para que la comunidad pueda crecer como la media del país, situación de la que culpó directamente a Díaz. Bendodo basó sus críticas en los datos del paro de junio: de las cuatro provincias en las que creció el desempleo, tres son andaluzas (Almería, Huelva y Sevilla). Además, añadió, el paro ha bajado en 2013 un 6,59% en todo el país y sólo un 3,95% en Andalucía.

Bendodo culpa a los casos de corrupción de frenar la creación de empleo en Andalucía

En la comunidad, el número de desempleados descendió en 14.712 personas, aunque la región continúa por encima del millón de parados; a nivel nacional, ese descenso fue de 122.684 personas y actualmente hay 4,4 millones de desocupados.

“El PSOE se ha tumbado al sol a esperar a que Rajoy resuelva este problema”, alegó Bendodo. “La Junta no solo no pone las condiciones para crear empleo, sino que lo destruye con su morosidad, su descontrol sobre el dinero público y el desvío de fondos de parados para los amigos del PSOE”, añadió. Además de ese freno que, en su opinión, representan los casos de corrupción para el crecimiento económico, el también presidente del PP de Málaga aludió al “incumplimiento sistemático” de los planes de reactivación que anuncia el Gobierno andaluz, como el de competitividad o el de investigación. “Se lanzan con mucho bombo y se desinflan con la misma velocidad”, aseveró Bendodo, que también culpó a los socialistas de convertir el paro en “un motivo más de confrontación”.

Según dijo, su partido no actúa así en absoluto, sino que afronta el problema “con lealtad institucional” y entendiendo que se requiere la puesta en común de todos los partidos políticos. Bendodo cargó duramente contra Díaz, a la que tildó de presidenta “huída”. Dijo que la dirigente socialista es exclusivamente una “foto amable para gustar”. “Es mentira”, añadió, y la acusó de decir una cosa y hacer justo lo contrario. El líder popular echó mano del Boletín Estadístico de Personal al Servicio de las Administraciones Públicas para reprocharle a Díaz que presuma de que “va a garantizar” la calidad de la educación, la sanidad y la justicia públicas, cuando Andalucía, dijo Bendodo, encabeza los recortes de empleo en estos ámbitos. “No será el PP el que le quite la máscara a Díaz, serán los ciudadanos”, concluyó.