Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estreno de las señales que hubieran evitado el descarrilamiento

Los nuevos carteles y balizas fueron creados expresamente tras el accidente para frenadas bruscas como la de Santiago

Un tren Alvia pasa por las nuevas señales y balizas instaladas el domingo en Angrois.
Un tren Alvia pasa por las nuevas señales y balizas instaladas el domingo en Angrois.

La curva de Angrois acaba de estrenar señalización definitiva, un nuevo tipo de carteles y balizas creados expresamente tras el accidente para frenadas bruscas como la de Santiago y que se están instalando en lugares similares de toda España. Adif mantiene que ninguna norma obligaba hasta ahora a colocar este tipo de señales que habrían evitado el accidente, pero el juez considera que sí debía haber tomado alguna medida similar.

Tras el siniestro, Adif, a petición de la CIAF, instaló varias balizas provisionales, con cartelones informativos en color amarillo, que indicaba su temporalidad, para controlar que a medida que los trenes se aproximasen a la curva frenasen progresivamente a 160, 80 y 30 kilómetros por hora. En principio el límite a 30 solo iba a permanecer allí hasta que las vías se asentasen tras las reparaciones, pero se acaba de retirar ahora, al tiempo que las otras dos se han transformado en definitivas. No se ha cambiado su color al blanco de las señales que se situaban antes en puntos con limitación de velocidad permanente sino que se ha creado un nuevo tipo de señal naranja específico para los ahora denominados “cambios significativos de velocidad”. Los maquinistas han recibido una circular en la que se les informa de esta “nueva señalización” y se les indica que deben obedecer lo que indique siempre que circulen sin un sistema de control de la velocidad, como el que el Alvia llevaba desconectado entre Ourense y Santiago porque fallaba.

Esta instalación de las señales definitivas recomendadas por la CIAF se ha hecho coincidir con las modificaciones de servicios y libros horarios que Adif y Renfe realizan en estas fechas. En toda España Adif ha detectado 375 “cambios significativos de velocidad”. Según el presidente de la CIAF, en esos puntos no ha habido accidentes “porque probablemente son tan antiguos que son conocidos por todos”, mientras que los maquinistas “no conocían tan bien la curva de Angrois”.