Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cotino anuncia que dejará en breve su cargo acosado por los escándalos

Fabra se distancia del presidente de las Cortes y la oposición reclama que dimita

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, en el pasillo de la cámara. Ampliar foto
El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, en el pasillo de la cámara. efe

No quiere dimitir, pero se irá pronto del cargo. Mientras el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, y el PP valenciano marcan distancias y la oposición arrecia en la presión para que dimita, él se encomienda a una cercana jubilación. “Tengo voluntad de dejar paso a otros y de marcharme en un tiempo relativamente breve", declaró este lunes el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, tras recordar que ha ocupado diversos cargos públicos, desde concejal en Valencia a consejero de la Generalitat, pasando por la dirección general de la Policía con el Gobierno de Aznar. Cotino aseguró a los periodistas que “nada ha variado” desde que hace un año compareció para dar explicaciones de sus relaciones con diversos casos de corrupción, en ninguno de los cuales está imputado.

Cotino quiso con ello desvincular la decisión, “tomada hace tiempo”, de jubilarse, ya que cumplirá 65 años en enero de 2015, de los nuevos escándalos que lo han situado en la picota, como las conversaciones grabadas por la policía a su sobrino, Vicente Cotino, y el empresario Enrique Ortiz en el marco del caso Brugal, en las que es aludido, o la detención de dos directivos de la empresa pública Vaersa, uno de los cuales, el exdirector general Felipe Espinosa, le implicó en su declaración.

“Me quedan cuatro días para jubilarme”, señaló Cotino, que insistió en que no va a dimitir sino que se marchará “el día y hora” que tiene previstos desde hace tiempo. El presidente de la Cámara autonómica reiteró, como hizo hace un año, que puede haber “metido la pata muchas veces” pero nunca ha “metido la mano” en la caja ni ha dejado que nadie lo hiciera. También aseguró que nunca hizo adjudicaciones a empresas de su familia desde ninguno de los cargos que ha ocupado.

Sobre las conversaciones grabadas a su sobrino con Enrique Ortiz, en las que se alude a él como mediador ante el entonces presidente de la Generalitat Francisco Camps, Cotino dijo que las interpreta en otro sentido. “Lo que se deduce es que, por culpa de mi cargo, salía perjudicado”, indicó. En relación con las detenciones en Vaersa por supuesta malversación cuando él era consejero de Medio Ambiente, Cotino se limitó a responder: “Cuando se levante el secreto del sumario daré explicaciones”.

El jefe del Consell dice que, si lo imputan, el presidente de las Cortes tendrá que dimitir

Su posición es cada vez más precaria, como revela que la consejera portavoz, María José Català, dijera el viernes, tras el pleno del Consell, que si ella estuviera en su lugar “pondría el cargo a disposición del presidente de la Generalitat”. Y el propio jefe del Consell, Alberto Fabra, dejó claro este mismo lunes que no hará ninguna excepción con el presidente de las Cortes si resulta imputado en alguna causa por corrupción. “Si se produjera una imputación, en el caso del señor Cotino o de cualquier otro, tendría que presentar la dimisión", explicó Fabra. "Ya he establecido una línea que algunos se han dedicado a criticar pero que desde luego está muy clara: cualquier persona que esté imputada dentro del Gobierno o del grupo parlamentario tendrá que presentar la dimisión”.

“Cuando alguien sale a decir que no dimitirá es porque hay motivos para que dimita”, comentó la diputada de Compromís Mònica Oltra, suspendida un mes tras negarse a ser expulsada por Cotino de un pleno. “Que el señor Cotino siga siendo presidente de las Cortes a estas alturas es inexplicable”. La dirigente de Compromís añadió que si sigue al frente de las Cortes “es porque Fabra y el PP quieren mantenerlo, ya que tienen mayoría en la Cámara para echarlo”.

El socialista Josep Moreno aludió a Cotino en la comisión de control de RTVV, reunida ayer, y denunció la situación de un Parlamento presidido por alguien “de quien estos días se ha oído de todo”. El también socialista José Manuel Sánchez pidió una comisión de investigación para que en ella aclare “si dio trato de favor a las empresas ligadas a su familia facilitando conciertos de las residencias de la tercera edad”. Esquerra Unida instó a aprobar en el pleno del jueves una iniciativa en la que se pide la dimisión de Cotino. “Es triste que continúe aferrado al cargo de presidente de las Cortes como si fuera una tabla de salvación”, dijo la portavoz de la coalición, Marga Sanz.

Siete casos oscuros

A. B.

La proposición no de ley presentada por EU para “reprobar” a Cotino y exigir su dimisión enumera hasta siete casos de en los que el presidente de las Cortes “se encuentra implicado, aunque no imputado”. (1) La empresa de la familia, Sedesa, logró adjudicaciones de la Generalitat por unos 800 millones. Su sobrino, Vicente Cotino, lo cita como mediador para desbloquear negocios. (2) Sin formar parte del organigrama, fue clave en la visita del Papa, en la que la trama Gürtel robó 4,4 millones. Cotino ha denunciado al agente que elaboró el informe que le señala. (3) La fiscalía ve delito en la compra de vehículos por 1,5 millones en la empresa pública Vaersa cuando Cotino era consejero del área. (4) Cargos bajo su responsabilidad y directivos de Emarsa saquearon la depuradora de Valencia. (5) Su nombre y el de Sedesa aparecen en los ‘papeles de Bárcenas’ por aportar 200.000 euros al PP. (6) Víctimas del accidente del metro de Valencia apuntan que Cotino ofreció trabajo a familiares para que no optaran por la vía judicial. (7) Como consejero de Bienestar Social, tomó decisiones que afectaban a 4.000 plazas de residencias gestionadas por Sedesa.