Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi: “Briones nos tira a matar”

El ex alcalde de Alicante riñe a Ortiz por ayudar a los "comunistas" del pueblo saharaui

Las escuchas policiales incorporadas a la pieza separada del caso Brugal, que investiga la tramitación del Plan Rabassa en Alicante, ponen de manifiesto la obsesión del exalcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, por el fiscal anticorrupción Felipe Briones.

En una de las escuchas, difundida ayer por la Cadena Ser, el promotor Enrique Ortiz telefonea a Alperi tras haber recibido una llamada del concejal Juan Zaragoza. El todavía alcalde se lamenta ante Ortiz de la ayuda que este ha concedido a los Amigos del Pueblo Saharaui. “¿Tú sabes quién está detrás de todos esos?”. “Briones es un comunista que nos tira a matar a todos: a ti, a Sonia [Castedo\} a todos. Antes de hacer algo así, pregunta”, le reprocha Alperi al promotor que se hace el inocente, sorprendiéndose por haber ayudado a una ONG cuyos patronos, según el exalcalde, son todos “izquierdosos comunistas, porque si fueran del PSOE, todavía podías sacar algo”.

Ortiz se hace el despistado y le dice a Alperi que la petición de ayuda para la ONG le llegó a través de un colaborador suyo, Javier Cartagena, al que Alperi califica de “izquierdoso que huele mal”. “Eso sí”, contesta el promotor que no va más allá salvo añadir que no creía que la ONG tuviera “contenido político”. Además, añade, “esto ya no tiene arreglo, ¿tú crees que si lo sé, lo hago?”. Alperi, que parece no enterarse de las largas que le está dando el empresario sigue en lo suyo criticando a Briones, al escritor y periodista Enrique Cerdán Tato y quejándose de que Ortiz haya dado dinero “a la gente que más nos odia”.

Las conversaciones entre el político del PP y el empresario revelan hasta qué punto ambos procuraban estar a bien con miembros de la judicatura. En 2009 Díaz Alperi llama por teléfono a Enrique Ortiz para solicitarle un puesto de trabajo para el hijo de José Antonio Romero, ex fiscal jefe de la Audiencia de Alicante, que en el caso del desfalco de Mercalicante redujo la responsabilidad penal exclusivamente al gerente de la empresa municipal. “A ver qué podemos hacer por su hijo, ¿tú tienes algo que ver con el hospital de Elche?”, le pregunta el alcalde. A lo que el contratista contesta que sí, para, a continuación, pedirle el currículum del hijo de fiscal y concluir con un “y lo metemos”.

 

Más información