Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Proyecto Hombre alerta de un 50% más de casos de adicción juvenil al cannabis

La ONG revela que siete de cada diez personas que piden ayuda están desempleadas

En el último lustro se ha duplicado el número de jóvenes entre los 13 y 23 años que se han acercado a Proyecto Hombre por problemas de adicción a la marihuana. Han pasado del 44% de los casos en 2008 al 79% en 2013. La ONG presentó ayer su informe anual, que también revela que siete de cada diez personas que piden ayuda están desempleadas. Los siete centros catalanes atendieron a 1.819 personas.

“La percepción de riesgo entre los más jóvenes hacia las consecuencias del consumo de cannabis todavía es casi nula”, alertó Oriol Esculies, director de la entidad. En la mayoría de los casos son los padres los que impulsan a sus hijos a buscar ayuda. El perfil del joven que atiende el Proyecto Hombre presenta una idealización de la cultura de la marihuana, poco rendimiento escolar, baja autoestima y conflictos con sus padres.

Esculies también resaltó el aumento en los casos de adultos que acuden por sus problemas con el alcohol, que en un lustro han subido 15 puntos, llegando al 35%. La tendencia está relacionada con la disminución del consumo de cocaína, que sin embargo sigue siendo la droga más presente. Pasó del 67% en 2008 al 43% en 2013. “Se está produciendo un trasvase entre sustancias porque los consumidores no pueden acceder a ella por problemas económicos”, explicó Esculies.

Hace cinco años, cuatro de cada diez personas que acudían a los centros no tenían un trabajo remunerado. Ese número casi se ha duplicado, lo que ha obligado a incrementar el número de plazas residenciales y de servicio de comedor para adictos. Finalmente, el director de la ONG alertó de un leve pero “preocupante” repunte de casos por consumo de heroína (10% de los casos este año, un aumento de siete puntos con respecto a 2012) y pidió “seguir de cerca el tráfico de esta sustancia”.