Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un investigador muy perspicaz que sube a escena con la pantomima como arma

Pepe Quero dirige a José María Peña en 'El detective andaluz', una comedia tierna que retrata sin malicia a una sociedad en crisis

José María Peña en 'El detective andaluz'. Ampliar foto
José María Peña en 'El detective andaluz'.

Peña, un detective en paro que a pesar de los empellones que le ha dado la vida sigue derrochando empatía con el género humano, acude al teatro por primera vez en su vida. Y aunque se siente totalmente perdido en ese ambiente, un patio de butacas en el que el público está sentado esperando pacientemente a que empiece la representación, Peña, como buen profesional, comienza a investigar qué pasa en ese teatro en el que nadie sube a escena. Este es el principio de El detective andaluz, una comedia en clave de pantomima que dirige Pepe Quero y protagoniza José María Peña.

El texto, escrito por el director pero trufado con improvisaciones del actor, rescata la figura del payaso ingenuo que tan bien conocen Pepe Quero, miembro de Los Ulen y director de muchos de sus montajes, y José María Peña, fundador de Digo, Digo Teatro junto a José Luis García Perez.

El montaje, que cuenta con la música de Kiko Veneno y la escenografía de Otto Pardo, se preestrenó este martes en la sala Cero de Sevilla, antes de iniciar gira por Andalucía. "La obra nació de nuestro común deseo de buscar al payaso más ingenuo mediante un homenaje a la pantomima, al cine mudo de Keaton y de Chaplin. Hemos querido pronunciar grandes frases con un gesto, sin que haya palabras, aunque también tiene texto", comenta Quero, miembro de Los Ulen junto a Maite Sandoval y Paco Tous, un grupo que lleva más de 25 años arrancando carcajadas al público.

El bueno del detective Peña, desubicado en un teatro en el que no sabe cómo comportarse va desgranando su realidad ante el público en espera de que aparezcan los protagonistas de esa obra que ha ido a ver y que, por supuesto, no llegarán. "Hemos apostado por la sencillez, por el gesto y con unos mínimos recursos, un paraguas, unas gafas..., el detective va contando las miserias de la gente que le rodea e interpretándolos", explica Quero, quien había trabajado antes con José María Peña cuando en 1999 dirigió varios capítulos de la serie para Canal Sur Televisión Castillos en el aire, en la que también actuaban Paco León, Juanma Lara y Paco Tous, entre otros.

El trabajo de Peña consiste no solo en ir encarnando a esas personas con las que se topa cada día: la limpiadora, el ciego, el limpiabotas y exempresario de la construcción, el director del banco que nunca está para recibirlos... Además, el actor se encuentra en un escenario lleno de cajas de cartón que va moviendo a lo largo de los 70 minutos que dura la obra como si se tratara de un puzle. Un rompecabezas con el que recomponer su vida.

"En general estamos abandonando el lenguaje visual, que es el más sincero. Por eso la obra tiene muchas lecturas. Es popular, divertida, pero también metafísica y poética", comenta el director, convencido de que "el teatro está de mudanza, se está muriendo". Idea de la que parte el escenógrafo Otto Pardo, quien propone un juego que al final sorprende al espectador.