ÍNDICES DE DESARROLLO EUROPEO

Euskadi alcanza el objetivo Europa 2020 en los indicadores educativos

Cinco de las nueve variables arrojan niveles mejores a los de la Unión Europea-28

Euskadi se posiciona en cinco de los nueve indicadores seleccionados en la estrategia Europa 2020 en niveles mejores a los de la Unión Europea-28, según datos elaborados por el Eustat. En algunos de ellos, relacionados con la educación, ha alcanzado incluso el objetivo establecido para 2020. Al comparar los indicadores con 2009 se observan evoluciones positivas para los relativos a la I+D, el clima y la energía y la educación, mientras que los relacionados con la ocupación y la pobreza registran retrocesos, al igual que ocurre tanto en la Unión Europea como en España como consecuencia de la crisis económica, si bien menos acusados que en esta última.

La Estrategia Europea 2020, aprobada por el Consejo Europeo en 2010 es la agenda común para la década actual. Sus cinco objetivos principales son que el 75% de la población europea de entre 20 y 64 años esté empleada al término de la estrategia, que el gasto interno en I+D alcance el 3% del PIB, que se alcance el objetivo 20/20/20 en materia de clima y energía (reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20%, ahorrar un 20% del consumo de energía y promover el consumo de energías renovables hasta el 20%); que el porcentaje de abandono escolar sea inferior al 10% y al menos el 40% de la generación más joven tenga estudios superiores completados, y que el riesgo de pobreza en la UE amenace a 20 millones de personas menos.

Euskadi, con respecto a la media de la Unión Europea, registra valores mejores en cinco de estos indicadores: gasto interno en I+D, consumo de energía primaria, tasa de abandono escolar prematuro, nivel de educación superior y población en riesgo de pobreza o exclusión. Por el contrario, los valores de la tasa de ocupación, las emisiones de gases de efecto invernadero, la cuota de energías renovables y el consumo final de energía están por debajo de la media europea.

Respecto al conjunto del España, sin embargo, todos los indicadores, excepto la cuota de energías renovables y el consumo final de energía, arrojan cifras mejores para Euskadi que para España.

Por lo que se refiere al gasto interior bruto en I+D en términos de PIB, en Euskadi alcanzó en 2012 cifras superiores (2,12%) a las de la UE-28 (2,07%), que en ambos casos quedan todavía lejos del objetivo del 3%, y muy por encima de las de España (1,30%). La evolución, además, se ha mantenido positiva, a pesar de la crisis, con una mejora global de 12 centésimas en relación a 2009. El consumo de energía primaria en Euskadi disminuye progresivamente desde 2008, así como el consumo final de energía, que lo hace desde 2010. Gran parte de estas disminuciones pueden ser atribuidas al menor nivel de actividad económica como consecuencia de la crisis, más que a un conveniente cambio estructural en el patrón de consumo energético.

La tasa de abandono escolar prematuro de la población de 18 a 24 años y el nivel de educación superior de la población de 30 a 34 años no sólo ofrecen mejores resultados comparativos, sino que se superan los objetivos fijados por la UE (menos del 10% y al menos el 40%, respectivamente), excepto el nivel de educación superior de los hombres que se queda en el 36,5%. Por lo que se refiere a la población en riesgo de pobreza o exclusión, Euskadi registra tasas más favorables que la media de la Unión Europea, casi cinco puntos por debajo en el caso del indicador agregado de riesgo de pobreza o exclusión, que afectaría al 19,9% de la población vasca, frente al 24,8% de la europea en su conjunto y al 28,2% de la española en 2012, según datos de Eurostat.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No obstante, en relación a 2009 los cuatro indicadores registran retrocesos, con incrementos de la población en riesgo de pobreza o exclusión. En el lado menos positivo se encuentra la tasa de ocupación de la población de 20 a 64 años en Euskadi. Aunque en 2013 (66,2%) se observa un ligero repunte subiendo medio punto respecto a los datos de 2012, todavía se aleja 8,8 puntos del objetivo (75%) como consecuencia directa de la crisis económica. Este ligero aumento se da tanto en el caso de las mujeres como de los hombres.

Con respecto a 2009, la caída de la tasa de ocupación total es de algo más de dos puntos porcentuales. En el conjunto de la Unión Europea disminuyen ligeramente las tasas total y masculina en relación a 2012 (una y tres décimas respectivamente), al contrario que la femenina, que aumenta tres décimas. En el caso de España, se mantiene la tendencia negativa disminuyendo este año las tres tasas alrededor de un punto porcentual. Así mismo, tres indicadores del apartado climático dan cifras peores que la media de la UE-28: las emisiones de gases de efecto invernadero, con un índice de 101,1 frente al 83,1 de la UE-28, la cuota de energías renovables en el consumo final bruto de energía, que representa el 7,6% en el caso de Euskadi y alcanza el 14,1% para la media europea, y el consumo final de energía, con un índice de 93,1 frente al 92,8 de la UE-28.

En relación al año anterior, se observa un aumento de casi dos puntos en las emisiones de gases en el caso de Euskadi. Respecto al uso de energías renovables, el indicador disminuye levemente respecto al del año anterior, 7,6% en la comunidad vasca, lejos todavía no sólo del objetivo (20%) sino también de las medias europea (14,1%) y española (14,3%) que, en ambos casos, mantienen una tendencia positiva. Respecto a 2009 ambos indicadores progresan ligeramente.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS