Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vecinos no quieren más hoteles ni más terrazas en el Paral·lel

Organizan una asamblea en medio de la calle y reivindican la suspensión de licencias a equipamientos turísticos

Manifestación de vecinos del Paral·lel contra la reforma de la avenida Ampliar foto
Manifestación de vecinos del Paral·lel contra la reforma de la avenida

El Ayuntamiento de Barcelona defiende que el proyecto para transformar la Avenida Paral·lel se ha realizado a partir de un proceso de participación y asegura que cuenta con el apoyo de los vecinos. Aun así, admite que queda “algún grupúsculo” que se opone al nuevo proyecto, según palabras del teniente de alcalde de Hábitat Urbano, Antoni Vives.

El grupúsculo se llama Plataforma Vecinal Paremos el Plan Paral·lel y como suele ocurrir en la política municipal denuncia que el proceso participativo no era tal y “era muy limitado”, según Marc Serra, miembro del colectivo. El proceso de participación que organizó ayer la plataforma duró cerca dos horas, se hizo en plena calle y recogió las aportaciones de los vecinos. Todos acudieron a título personal aunque detrás de muchos de ellos había entidades vecinales como la propia Federación de Asociaciones de Vecinos de Barcelona, equipos de arquitectos y formaciones políticas como ICV y la CUP. Otras entidades, en cambio, apoyan el proyecto del Gobierno.

Las reclamaciones de los vecinos se basan en exigir más participación y sobre todo más espacio para las personas y menos terrazas de uso privativo. También reclaman un plan de usos como el que tiene Ciutat Vella y que limita la apertura de nuevos hoteles, apartamentos turísticos o locales de restauración, que se han disparado en esta zona en los últimos meses.

 

Más información