Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
situación económica

Carga de trabajo hasta 2016

Tras la firma de un contrato para la construcción de dos atuneros congeladores con la compañía armadora francesa CFTO, con una flota de trece buques, y del contrato firmado con la Cámara de Comercio e Industria de Bayona para la construcción de una draga mixta, la cartera de pedidos de Astilleros Murueta está formada por siete buques con lo que el astillero se asegura la carga de trabajo hasta 2016.

Astilleros Murueta es un grupo industrial fundado en 1943, que cuenta con dos astilleros: uno en la ría de Urdaibai (Murueta) y otro en Erandio que, en total, da empleo a más de 500 trabajadores contando la plantilla propia y la industria auxiliar.

Pesquera Ugavi S.A. y Astilleros de Murueta firmaron el contrato de construcción del atunero 'Jocay' en agosto de 2012, cuya efectividad definitiva se produjo a principios del año 2013.

Pesquera Ugavi es propietaria de otros tres atuneros congeladores, con base en la ciudad de Manta (Ecuador), que faenan en el Océano Pacífico.

El nuevo buque Jocay será el mayor de su flota y tiene una eslora de 91,10 metros y una capacidad de cubas de 1.883 m3. Su manga de trazado es de 14,70 m y alcanza una velocidad en pruebas aproximadamente de 18 nudos.

El Jocay es la construcción número 296 de Astilleros Murueta. El buque recibe el nombre de Jocay, que significa "casa de los peces" en lengua maya, nombre original anterior al descubrimiento de América de la actual ciudad de Manta, base futura del buque.

La construcción del atunero congelador comenzó en el mes de abril de 2013. Tras la botadura, y una vez finalizado el buque a flote en el muelle de armamento, se prevé la salida a pruebas de mar y posterior entrega definitiva al armador, que previsiblemente será en diciembre de 2014.

El barco se bota con la estructura de acero terminada y con la mayor parte posible de instalaciones y equipos en su interior pero su finalización debe terminarse a flote en el muelle de armamento, donde se realizarán los trabajos de habilitación, armamento e instalaciones y servicios del buque e instalación completa de la maquinaria y equipamiento que un buque de esta capacidad tecnológica necesita.

Antes de su entrega al armador, el buque realizará las pruebas de mar para comprobar la respuesta del atunero y su navegabilidad y las posteriores labores de limpieza.