El futuro de las cajas

EH Bildu evita un aval del Parlamento a convertir las cajas en fundaciones

El PNV cree que la coalición “abandonará” sus responsabilidades en Kutxa

El portavoz del PNV, Joseba Egibar, interviene este jueves en el pleno del Parlamento vasco.
El portavoz del PNV, Joseba Egibar, interviene este jueves en el pleno del Parlamento vasco. L. RICO

La mayoría parlamentaria tenía previsto utilizar una iniciativa de EH Bildu en el pleno ordinario que se celebraba este jueves en torno a la privatización de las cajas para que el Parlamento aprobara una resolución que permitiese, con al menos los votos de PNV y PSE, avalar el acuerdo de ambos partidos para acabar con las cajas de ahorros y convertirlas en fundaciones bajo el paraguas de Kutxabank. Pero la coalición, impulsora del debate, tomó la decisión, una vez que había pasado cerca de una hora del mismo, de retirar la iniciativa para, según Xabier Isasi, lograr un “acuerdo de país” que la coalición ya había planteado días atrás a través de Joseba Permach. En la práctica, la Cámara finalizó el debate sin ese acuerdo al que había hecho referencia y esquivando el respaldo de la mayoría parlamentaria a un proceso que EH Bildu critica por privatizar las cajas —la coalición cuenta con el control de Kutxa en Gipuzkoa—.

El debate siguió, pero lo hizo centrado en el movimiento del primer partido de la oposición, que se llevó una sonora reprimenda por parte del portavoz del PNV, Joseba Egibar, también presidente de su partido en Gipuzkoa. Egibar vio en este giro un antecedente de lo que puede pasar, un “abandono de Bildu de sus responsabilidades en Kutxa”.

“Esto no es una manera de construir país”, dijo Egibar a la coalición

Tanto Egibar como el socialista Txarli Prieto emplearon el mismo argumento para defender su acuerdo y la conversión de las cajas en fundaciones: que de esta manera se podrá controlar el proceso. En el acuerdo se “garantiza la obra social” dotándola de “recursos suficientes” para las distintas iniciativas que sostiene hoy en día y las nuevas que se puedan sumar. Asimismo se recoge que las fundaciones bancarias “preserven la esencia y forma de ser de las antiguas cajas”.

Prieto señaló que “hay un proceso de bancarización, discutir si es privatización o no es una estupidez supina, efectivamente estamos en un proceso de privatización. Un proceso de privatización porque ha habido sucesivas modificaciones legislativas y la última de ellas que hoy nos ocupa es una modificación legislativa que estuvo pactada con el PNV y con el PP en las Cortes Generales”. A partir de ahí, el parlamentario socialista puso en valor que hay margen para que, desde el terreno político, se tomen decisiones sobre la manera en que se afrontan las nuevas obligaciones legales.

El PP también defendió afrontar la conversión de las cajas en fundaciones porque “si no lo hacemos lo harán otros” y recriminó a la coalición su petición de que “no se cumpla la ley”. “No estamos en el momento de debatir, sino de ejecutar”, insistió el portavoz del PP en materia económica tras recordar que la discusión se produjo dos años atrás en foros como el Congreso.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
“Efectivamente estamos en un proceso de privatización” (PSE)

Para Isasi estas explicaciones fueron insuficientes y cargó contra la “liquidación de las cajas vascas y su proceso de conversión en fundación bancaria”, así como “suspender el proceso de privatización de las cajas”.

“Estamos ante diseños de revolucionarios de salón, hay mucho revolucionario de salón que come mucha demagogia de todo a cien y luego lo aplica a la política”, le espetó Egibar. “Parece mentira que desde una perspectiva de país que EH Bildu tenga esta postura, pancartas y gritos y, cuando hay que tomar decisiones, huir. Eso no es una manera de construir un país”, exclamó.

Prieto criticó que se “pretende denostar a las cajas y parece que solo hay manchones porque han sido jaula de perversión”, desligó la realidad de las cajas vascas, “dirigidas por profesionales”, destacó. Mientras tanto el parlamentario de UPyD Gorka Maneiro se centró en censurar que las “cajas de ahorros politizadas contribuyeron a financiar la última fase de la burbuja inmobiliaria, financiaron proyecto regionales absolutamente disparatados, concedieron créditos arriesgados a empresarios afines al poder político y condonaron deudas a los partidos políticos y, además, emitieron las preferentes”. Las vascas, matizó, “estuvieron mejor gestionadas, esto es cierto, pero era y es indispensable acabar con el riesgo de su politización”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS