Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PIB catalán caería cuatro veces más que el español tras la secesión

La Cámara de Comercio señala que España volvería al déficit comercial en caso de conflicto

Las grandes empresas y la banca serían los sectores más perjudicados

El empresariado catalán avala la celebración de una consulta, pero pide tres condiciones: que sea legal, acordada e informada. Es decir, que vaya precedida de un debate sosegado sobre las consecuencias de una eventual independencia. La Cámara de Comercio de Barcelona presentó este jueves un informe que precisamente trataba de aportar luz sobre el impacto que tendría la secesión en las relaciones comerciales con España. El documento concluye que en el caso de una separación no acordada ambas partes sufrirían un retroceso económico, pero Cataluña lo acusaría más. El Producto Interior Bruto (PIB) de la comunidad caería entre 1,1 y 5,7 puntos en un periodo de entre tres y cinco años, cuatro veces más que la variación que experimentaría el resto de España.

El director del gabinete de estudios de la Cámara de Barcelona, Joan Ramon Rovira, explicó que el estudio parte de la premisa de que Cataluña seguiría dentro de la Unión Europea, por lo que no se detiene a analizar una posible fijación de aranceles. Por ello, en el análisis de la Cámara pesan dos factores: el llamado efecto frontera y el boicot comercial. El primero, según Rovira, es “difícil de objetivar” y responde a razones históricas. El segundo depende del grado de conflicto entre ambas partes. Aunque la institución contempla caídas de entre el 10% y el 50% en los intercambios, señala que el escenario más probable sería “por debajo de entre el 20% y el 30%”. El estudio tampoco tiene en cuenta el impacto sobre la inversión o las previsiones de crecimiento.

Caída de hasta el 5,7%

En caso de que no existiera conflicto, el PIB no variaría, mientras que si las posiciones se enconaran hasta el extremo los flujos comerciales caerían el 50% y el PIB retrocedería 5,7 puntos en Cataluña —que es vendedora neta— y 1,4 puntos en el resto de España. En el caso intermedio, la caída en el PIB catalán sea de entre de 2,3 y 3,4 puntos, mientras que para el resto de España sería de entre 0,6 y 0,8 puntos. Con ese escenario, en cambio, España pasaría a tener déficit comercial con el exterior.

Preguntado sobre si Cataluña volvería a la recesión en caso de independencia, Rovira afirmó que ahora la comunidad “busca salir de la crisis”, por lo que es “un momento delicado y frágil”. “El impacto en dos años podría quedar algo más amortiguado”, afirmó. Las grandes empresas y la banca serían los más perjudicados.