Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El apoyo de Camps a Blasco incomoda al Consell

La portavoz asegura que las opiniones del expresidente son personales y que las líneas rojas de Fabra están claras

El vicepresidente del Consell, José Ciscar y la nueva portavoz, María José Català. Ampliar foto
El vicepresidente del Consell, José Ciscar y la nueva portavoz, María José Català.

Las declaraciones de apoyo del expresidente de la Generalitat Francisco Camps a su exconsejero Rafael Blasco, tras la condena a ocho años de prisión por el caso Cooperación,incomoda al Gobierno valenciano. Camps insistió en que la condena de Blasco no es firme y recordó que su propio exconsejero llevó el expediente que ha motivado la condena a la Fiscalía, aunque omitió que la documentación era falsa.

La consejera portavoz aseguró ayer que el Consell no entra “en valoraciones personales”. Català fue interpelada por si el Gobierno valenciano considera razonable que Camps mantenga un puesto en el Consell Jurídic Consultiu y su acta de diputado tras reiterar su confianza en Rafael Blasco, condenado por el desvío de los fondos de cooperación de la Generalitat. “Tiene derecho a estar”, indicó.

Por el contrario, Català, interpelada por la sentencia condenatoria al exconsejero del PP, argumentó: “No toleramos conductas inadecuadas en la Administración valenciana y vamos a pelear por recuperar la cantidad defraudada”.

Para la portavoz, las líneas rojas marcadas por el presidente Fabra están muy claras y están en el procesamiento de los imputados por los casos de corrupción. En este contexto, Català indicó que Fabra solicitó la renuncia de Blasco.

El exconsejero, que se negó a renunciar a su acta de diputado, se pasó al grupo de no adscritos tras abrirle el PP un expediente por falta grave por criticar al presidente Fabra en una entrevista en 13TV. El Grupo Popular todavía tiene entre sus filas cuatro diputados imputados.

Más información