Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC gana a CiU en Cataluña

Los republicanos, en su primera victoria desde la Segunda República, obtienen el 23,67% de los votos

El debate soberanista catalán catapultó ayer a Esquerra Republicana hasta el primer puesto del tablero político de Cataluña en unas elecciones europeas marcadas por un incremento de la participación y por el hundimiento del Partit dels Socialistes y del Partido Popular. La victoria de Esquerra Republicana, inédita desde la Segunda República, dejó a Convergència i Unió en segunda posición. Con todo, el líder de CiU y presidente catalán, Artur Mas, enfatizó el éxito del conjunto de fuerzas soberanistas para asegurar que no variará su hoja de ruta hacia la consulta del 9 de noviembre. “Todo sigue hacia adelante, ni un paso atrás”, resumió en su intervención ante la militancia de CiU.

La victoria de Esquerra Republicana llega tras una campaña electoral marcada por el debate soberanista, en que las fuerzas que defienden la consulta del 9 de noviembre han pedido el voto para llamar la atención de la Unión Europea sobre el proceso político catalán. Este mensaje sirvió para que la participación haya subido más de diez puntos (47,6%) tras registrar en 2009 un exiguo 36,9%.

ERC ganó a CiU por menos de dos puntos, pero esta victoria abre la incógnita sobre si Artur Mas podrá continuar ejerciendo como líder absoluto del proceso soberanista catalán. El líder de ERC tuvo un mensaje absolutamente conciliador con su socio en el Gobierno catalán, algo que hace augurar pocos cambios a corto plazo. “Este resultado está al servicio del referéndum del 9 de noviembre, también al servicio de la estabilidad institucional de Cataluña, porque esta estabilidad es imprescindible para que el referéndum salga bien”.

Mas minimizó la segunda posición de su partido recordando que CiU sólo había ganado las elecciones europeas en una ocasión (1994) y que las fuerzas soberanistas superan el 50% de los votos. CiU, ERC e Iniciativa sumaron el 55% de los sufragios frente al 37,7% que consiguieron en 2009. El presidente catalán hizo hincapié en la participación. “Cataluña ha quedado por encima de la media española y europea, hemos dado una buena señal”, recalcó antes de asegurar que “el conjunto de fuerzas políticas que acordamos la fecha y la pregunta de la consulta hemos salido reforzadas”. El fundador de Convergència y expresidente catalán, Jordi Pujol, le escuchó desde su lado con una actitud seria y con escasos aplausos. Mas concluyó que los resultados de ayer “refuerzan el proceso soberanista” y que los catalanes han lanzado un mensaje “a Bruselas y a Madrid”.

En el frente antisoberanista, Ciutadans se ha beneficiado del hundimiento del PSC y del PP. Los socialistas han pasado a ser tercera fuerza tras muchos meses de discrepancias internas por el proceso soberanista. Concretamente se quedaron con el 14% de los sufragios, frente al 36% que lograron hace cinco años. Pere Navarro admitió el mal resultado, pero hurgó en la herida de CiU: “Son las segundas elecciones plebiscitarias que Artur Mas pierde de forma contundente. Esperemos que reflexione hacia dónde está llevando este país”.

El PP pasó de tercera a quinta fuerza tras perder también la mitad de su cuota electoral. Ciutadans ha capitalizado buena parte del desgaste de ambos partidos y logró el 6,2% de los votos.

Más información