Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El presidente del TSJA advierte de la “excesiva judicialización de la sociedad”

"A los jueces se nos pide demasiado", afirma Del Río en el 25º aniversario del tribunal

Lorenzo del Río, durante el acto institucional del 25º aniversario del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. Ampliar foto
Lorenzo del Río, durante el acto institucional del 25º aniversario del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. EFE

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), Lorenzo del Río, advirtió este lunes, durante el acto de conmemoración del 25º aniversario de esta institución, sobre la “excesiva judicialización” de la sociedad actual. Una preocupación que, según dijo, tiene como “juez y ciudadano”.

Si se rompe el equilibrio entre los dos sistemas de autocontrol existentes —normas éticas o morales y Derecho— “el recurso a la justicia aumenta”, manifestó, convencido de que es el momento que atraviesa la sociedad actual. “La administración de justicia se sobrecarga, se resiente” y la sociedad demuestra que “no ha sabido estar a la altura de sus desafíos”. “En los momentos actuales, a los jueces se nos pide demasiado”, opinó.

Del Río se refirió al “descrédito institucional” y admitió: “Algo debemos estar haciendo mal”. Pese a ello, reclamó que no se caiga “en una impresión general de declive y resignación”.

Durante su discurso, el presidente reconoció también que las sentencias “no siempre aciertan y hay un inevitable margen de insatisfacción con una justicia que no es de dioses, sino de personas”, pero recordó que eso es así por “el privilegiado marco de decisión que constituye la contradicción procesal, la independencia judicial y el principio de legalidad, y esto es algo que podemos y debemos celebrar”.

Por su parte, la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, señaló los esfuerzos económicos de la administración para modernizar la justicia, aunque reconoció que no son suficientes y tendió la mano al presidente para avanzar en esa dirección.

Díaz aprovechó su intervención en el acto para reclamar “apertura, claridad y transparencia" a los profesionales de la justicia, en sus métodos y trabajo, algo que también, dijo, es “exigible a la política”.

Así, consideró que ese sería un modo de conseguir que la justicia “no esté nunca ajena a la realidad social” y que, por el contrario, sea “permeable a ella y sensible al pulso diario de los ciudadanos”. El objetivo es cambiar la “críptica y temida” imagen que se tiene de ella.

En su opinión, Andalucía está avanzando en un modelo de “transparencia” en la gestión de recursos públicos y cualquier “transgresión o desviación que se produzca o solo se sospeche levanta una abrumadora oleada de críticas y condenas”. Se refirió a los organismos autónomos e independientes y abogó por “erradicar esas conductas, ponerlas en evidencia y llevarlas ante la justicia”.

Antes del acto institucional, en el que también intervino el presidente del Parlamento andaluz, Manuel Gracia, unos 50 funcionarios judiciales protestaron ante la sede del TSJA contra los recortes de las administraciones central y autonómica.