Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
aeropuertos vascos

Volar de Vitoria a Nueva York costará a VIA y al pasaje más de 510.000 euros

Cada viajero pagará 30 euros adicionales por tasas y VIA desembolsa medio millón

Un avión despega de la pista del aeropuerto de Foronda.
Un avión despega de la pista del aeropuerto de Foronda.

Los pasajeros que se desplacen desde Vitoria hasta Nueva York en el vuelo que promueve Vitoria International Airport (VIA), con el objetivo de arañar argumentos para que AENA recupere las 24 horas de horario operativo del aeródromo alavés, pagarán un coste extra de 30 euros por cada uno de los 278 asientos del Airbus A330 que ocupen el día 4 de octubre. Eso si el avión se llena, en caso de que queden asientos libres, el sobrecoste para cada pasajero será mayor y también para el Ayuntamiento, la Diputación, el Gobierno y la Cámara de Comercio, instituciones presentes en VIA, que han promovido la operación con el desembolso de medio millón de euros que han destinado a la compra de 500 billetes.

El coste extra que tienen que asumir los pasajeros se debe a que el Airbus 330 de Iberia, que pesa unas 250 toneladas, operará fuera del horario en el que el aeropuerto está abierto, y con ese peso la tasa de aterrizaje se multiplica, pasando de una de cerca de 800 euros en horario operativo a otra de 8.000 por hacerlo cuando está cerrado.

El primero de los vuelos, destinado a pasajeros vascos y del entorno, saldrá del aeródromo vitoriano el 4 de octubre y regresará el 10 de ese mismo mes a Vitoria. La segunda operación despegará el 4 de octubre desde el aeropuerto neoyorquino John Fitzgerald Kennedy (JFK) y llegará a Foronda al día siguiente con pasajeros estadounidenses. Regresará a Estados Unidos el 12 de octubre.

El hecho de que se trata de unos vuelos nada atractivos para las compañías es que si VIA no llega a garantizar el lleno de los aviones comprando previamente 250 de los 278 billetes de cada operación Iberia, y prácticamente ninguna compañía se hubiera arriesgado. Es decir, o el sector público garantiza la rentabilidad de las operaciones o las compañías no vienen, entre otras razones por el precio de las tasas.

No parece que AENA vaya a fijarse en este tipo de operaciones para levantar las restricciones. Sólo una apuesta decidida y comercialmente sostenida de las compañías haría revertir esa situación. El coste para la promotora, VIA, será cero, tras el vuelo a Nueva York, y habrán cumplido sus expectativas, tanto económicas como de promoción turística, si finalmente los vuelos se llenan. “Así no se va a recuperar el H24”, desde luego, aseguraron ayer fuentes del comité de empresa.

Un desembolso público que cuestionan también los partidos de la oposición habida cuenta de los recortes que ya se han producido en, por ejemplo libros de texto. Los hogares alaveses recibían por cada estudiante entre 50 y 140 euros, en función del curso en el que estuvieran matriculados para libros y eso se acabó en 2011 por la crisis. “Ahora se arriesga medio millón de euros, con las experiencias pasadas de financiar vuelos en Foronda para que luego no se quedaran”, criticaron estas fuentes.