Trias se opone a que BCN World lleve el nombre de Barcelona

Todos los partidos aprueban una declaración en contra del nombre propuesto por los promotores El Gobierno no consigue aprobar su ampliación de horarios comerciales

Jordi Martí, este viernes, en el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona.
Jordi Martí, este viernes, en el Pleno del Ayuntamiento de Barcelona.CARLES RIBES

El Ayuntamiento de Barcelona pedirá a la Generalitat y a los promotores del BCN World que no utilicen el nombre de la capital catalana para este complejo hotelero y de juego que será levantado al lado de Port Aventura, en la Costa Dorada. Esta decisión fue anunciada este viernes en el pleno de Barcelona, a través de una declaración institucional propuesta por ICV-EUiA. Todos los partidos, incluso CiU, votaron a favor.

La segunda teniente de alcalde del Ayuntamiento, Sònia Recasens, aseguró que el Gobierno municipal es consciente de que “la marca Barcelona tiene mucho prestigio” y aseguró que están dispuestos a ponerla “a disposición del territorio”, pero expresó su malestar porque los promotores “no han pedido la cesión del nombre”. A pesar de apoyar el texto presentado por ICV-EUiA, Recasens se mostró abierta a cambiar de opinión y avanzó que si los promotores que piden la autorización “podremos comenzar a hablar”.

Alberto Fernández Díaz, presidente del PP, secundó el texto y recordó que su formación ya propuso en 2012 el rechazo de la utilización del nombre de Barcelona. En esa ocasión se aprobó con la abstención de CiU. Gabriel Colomé, portavoz socialista, recordó que “el acuerdo que cerró el PSC con el Gobierno de la Generalitat” para aprobar los cambios fiscales que exigían los promotores del complejo, ya incluía la condición de que el nombre de Barcelona no fuera utilizado. También ERC se sumó a la propuesta de ICV-EUiA, pero utilizando el argumento de que este complejo hotelero y de juego “no se corresponde con la imagen de la ciudad”.

Horas antes, el alcalde de Barcelona, Xavier Trias (CiU) se quedó en fuera de juego cuando el pleno rechazó su propuesta para ampliar los horarios comerciales. La modificación que proponía el alcalde —y que cuenta con el apoyo de muchas agrupaciones de comerciantes— solo recibió el apoyo de los dos ediles de ERC, que sumados a los 14 de CiU, quedaron muy lejos de los 21 necesarios para conseguir la mayoría. La propuesta del alcalde pretendía que toda la ciudad consiguiera la consideración de la Generalitat de municipio turístico, para permitir que todos los comercios —incluidos los centros comerciales— abrieran todos los domingos y festivos de julio y agosto. De esta manera, los comerciantes podrían vender más aprovechando el turismo.

El alcalde confiaba en conseguir los votos favorables del PSC, pero Jaume Collboni, el nuevo líder de los socialistas en Barcelona, ya avanzó que su formación solo apoyará más flexibilidad si se limita a las zonas comerciales —en vez de a toda la ciudad— y si se congelan las ampliaciones de los centros comerciales de Les Glòries (que ya está aprobado) y de La Maquinista. Los dos partidos tienen un mes para intentar cerrar un acuerdo de cara al próximo pleno. El PP se opone a la medida porque defiende la total liberalización de horarios.

En el pleno, el alcalde también aceptó un ruego de ERC para crear un Consejo Asesor que prepare la “transición de Barcelona hacia una Capital de Estado”. La sesión de ayer sirvió también para despedir a Jordi Martí quien, tras perder las primarias socialistas, ha renunciado al cargo de concejal. Martí deja el Ayuntamiento pero dijo que trabajará para una posible fusión de los partidos de izquierda.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción