Botella evita un ERE y ultima su plan para salir del “bache” del sector turístico

La alcaldesa mueve a 21 trabajadores de una empresa municipal al Ayuntamiento pero sostiene que, frente al temor de CC OO, no se trata de un despido encubierto

Madrid sufrió el año pasado un “bache” turístico, según su alcaldesa, Ana Botella (PP), que se tradujo en una caída del 5,2% en la llegada de visitantes extranjeros. En el resto del país, por contra, se incrementó la afluencia de viajeros. Botella prometió en enero la creación de una entidad pública con participación de empresas privadas antes del verano para reactivar el sector turístico. En marzo, sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid reconoció que la ley estatal le impide crear esa nueva entidad para no aumentar el tamaño de la administración municipal.

A punto de llegar el verano, no se conoce aún cómo llevará a cabo Botella esa promesa de reactivar el sector, que, por lo demás, ha mejorado sustancialmente en los primeros meses del año. Pero, dentro de esa estrategia se debe enmarcar el retorno al Ayuntamiento de 21 trabajadores de la empresa pública Madrid Destino, encargada de gestionar las competencias municipales de turismo.

Comisiones Obreras teme que la salida de esos trabajadores se traduzca en un expediente de regulación de empleo (ERE) encubierto; el Ayuntamiento ha prometido sin embargo reintegrarlos en los próximos días.

Presume el Ayuntamiento además de que la fusión de empresas públicas que dio lugar a Madrid Destino se ha llevado a cabo sin ERE, si bien es cierto que se han producido al menos seis despidos, indica CC OO. El sindicato denuncia además que la empresa municipal no haya negociado con el comité de empresa la reversión de los trabajadores, ni haya justificado las causas organizativas para llevarla a cabo.

La empresa pública señala que seguirá gestionando las competencias municipales de turismo hasta nueva orden, a la espera de ver cómo encaja Botella la iniciativa que anunció en enero en el ajustado corsé administrativo. Su cristalización en cualquier caso está siendo negociada a tres bandas con el Gobierno central (PP) y la Comunidad de Madrid (PP), que ya participaron en otro plan de choque el pasado otoño.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50